Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Arribas quedó imputado por recibir pagos sospechososde una empresa brasileña

Carrió ratificó su denuncia. La causa quedó en manos de Canicoba Corral. El fiscal pidió que declare el testigo arrepentido Meirelles a través de una videollamada

"Macri cree que Arribas es inocente. Yo quiero que lo diga la Justicia"

El director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, quedó imputado ayer en una investigación para comprobar si cobró coimas de la empresa Odebretch en el marco de la mega causa por corrupción que estalló en Brasil conocida como Lava Jato. El fiscal federal Federico Delgado pidió indagar sobre los supuestos pagos que recibió el funcionario en base a una denuncia de la diputada oficialista Elisa Carrió.

La legisladora se presentó ayer en el juzgado federal de Rodolfo Canicoba Corral (quien está de licencia hasta febrero y es subrogado por Ariel Lijo) para oficializar el pedido de que la Justicia investigue a Arribas. Basó su denuncia en un artículo periodístico publicado semanas atrás por el diario La Nación que daba cuenta de que el funcionario recibió casi u$s 600 mil en varias transferencias a una cuenta a su nombre en Suiza que le hizo el cambista Leonardo Meirelles, testigo arrepentido en la causa Lava Jato.

Al recibir la denuncia de Carrió, el fiscal federal Federico Delgado resolvió: "Planteado así el panorama, el juez debe iniciar la investigación a fin de chequear los hechos narrados", y procesó a Arribas. Momentos después, el funcionario difundió un comunicado desligándose de las acusaciones (de lo que se informa aparte).

Delgado le pidió a Canicoba Corral que requiera a la justicia brasileña los testimonios de Meirelles, cuya colaboración en la causa en ese país se desarrolló bajo la figura de "delación premiada", y que le tome declaración de manera remota, a través del servicio de videollamadas Skype. Además, también solicitó a la Oficina Anticorrupción una copia de la declaración jurada del titular de la AFI; y, al Departamento de Justicia de Estados Unidos, las de Marcelo Odebrecht y otros ejecutivos de la multinacional.

Asimismo, pidió que se solicite a la sucursal Zurich del Credit Suisse, vía exhorto internacional, que informe todos los datos de las transferencias registradas entre los días 25 y 27 de septiembre de 2013, en la cuenta 373645-5, perteneciente a Arribas; junto con un un peritaje informático a la base de datos de esa cuenta. Finalmente, solicitó determinar si el funcionario tuvo y/o tiene algún vínculo con las empresas que integraron el conjunto adjudicatario del soterramiento del ferrocarril Sarmiento, obra que en 2008 se le adjudicó a Odebretch y que fue reactivada para la fecha de los pagos a Arribas.

"El dinero partió de la cuenta bancaria 313-0-025652-9 del Standard Chartered Bank Hong Kong de una sociedad controlada por Meirelles, ‘RFY Import & Export Limited‘, calificada por la justicia brasileña como ‘empresa de fachada‘, destinada al pago de coimas, lavado de activos y evasión", remarcó Delgado. El pago, realizado a través de cinco transferencias, tuvo lugar en septiembre de 2013, cuando Arribas todavía era representante de jugadores de fútbol.

Por la imputación, el bloque de diputados del PJ-Frente para la Victoria insistió ayer en que la Cámara baja atienda el pedido formulado por la diputada Teresa García para que Arribas dé explicaciones ante la comisión bicameral de Seguimiento de los Organismos de Inteligencia sobre el dinero que recibió. Además, la bancada kirchnerista exigió que el funcionario informe sobre la difusión de una conversación telefónica entre su antecesor al frente de la AFI, Oscar Parrilli, y la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.