Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Arribas: "Me puse a disposición de la Justicia"

Tras ser imputado, el jefe de la AFI se presentó espontáneamente ante el juez Canicoba Corral. Se negó a declarar pero presentó un escrito.

Arribas:

Gustavo Arribas, jefe de la  Agencia Federal de Inteligencia (AFI), se presentó hoy en los  tribunales federales de Comodoro Py, presentó un escrito pero no declaró en la causa en la que se le imputa haber recibido dinero por parte de un operador  de la empresa brasileña Odebrecht, involucrada en casos de  corrupción.

Gustavo Arribas, al salir de los Tribunales de Comodoro Py: "Me puse a disposición de la Justicia"

Arribas se retiró de los tribunales con focopias de la causa y  comunicó que posteriormente enviaría a su abobado Alejandro Pérez Chada para que presente el descargo por escrito.

"Me puse a disposición de la Justicia", aseguró Arribas, en una conferencia de prensa frente a los Tribunales.

El fiscal federal Federico Delgado lo imputó ayer y solicitó indagar sobre los supuestos pagos que recibió el funcionario en base a una denuncia de la diputada Elisa Carrió.

En esta línea, le pidió al juez Canicoba Corral que requiera a la justicia brasileña los testimonios de Meirelles, cuya colaboración en la causa en ese país se desarrolló bajo la figura de "delación premiada", y que le tome declaración de manera remota, a través del servicio de videollamadas Skype.

Además, también solicitó a la Oficina Anticorrupción una copia de la declaración jurada del titular de la AFI; y, al Departamento de Justicia de Estados Unidos, las de Marcelo Odebrecht y otros ejecutivos de la multinacional.

El funcionario está acusado de recibir en su cuenta de Suiza unos u$s 600.000, aunque él asegura que solo realizó una operación por u$s 70.000, correspondiente a la venta de  un inmueble.