Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Argentina y Brasil fortalecieron su alianza y acordaron mejorar el comercio bilateral

Mauricio Macri, junto a su par brasileño Michel Temer, habló de la necesidad de dar "impulso histórico al Mercosur". Se trabajará en eliminar barreras que aún persisten

Mauricio Macri y Michel Temer, en la primera visita de Estado del presidente argentino a Brasilia

Mauricio Macri y Michel Temer, en la primera visita de Estado del presidente argentino a Brasilia

"Dar un impulso histórico al Mercosur", coincidieron ayer los presidentes Mauricio Macri y Michel Temer en un gesto político de posicionamiento ante el nuevo escenario internacional luego de la asunción de Donald Trump en Estados Unidos. Fue en tras la primera visita de Estado que Macri hizo a ayer a Brasil, junto a una comitiva de varios ministros y dos gobernadores.

En ese sentido, Macri habló de que 2017 "sea un año de inflexión positiva para el crecimiento, el desarrollo, la profundización de esta alianza estratégica", en su visita al Palacio de Planalto (sede del ejecutivo brasileño), en el inicio de su visita a Brasilia.

Tanto Macri como Temer se mostraron ayer interesados en estrechar los vínculos comerciales de ambas naciones y el Mercosur con toda la Alianza del Pacífico, incluida México. La intención se produce en momentos en los que Trump busca alejarse de su relación con el país azteca. El mayor proteccionismo impulsado desde Estados Unidos es clave. Por ese motivo, el presidente argentino, y también Temer, expresó que el Mercosur debería fortalecer su relación con México.

Entre los acuerdos que se concretaron ayer está el convenio de cooperación comercial entre la Argentina y Brasil, que buscará potenciar el alicaído comercio bilateral y la integración económica con el propósito de intensificar el desarrollo de las inversiones y las oportunidades de negocios. Fue rubricado por la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAICI) y la Agencia Brasilera de Promoción de Exportaciones e Inversiones de Brasil (APEX).

También, a través del ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y su diálogo con su par brasileño, Henrique Meirelles, se buscará profundizar el intercambio de información fiscal, en vistas de la finalización del blanqueo, y, además, Dujovne dijo además que la Argentina y Brasil están avanzando "para terminar con la doble imposición en el impuesto a las ganancias para quienes exportan servicios de Argentina a Brasil", que podría concretarse en los próximos meses.

Otro punto en común entre Macri y Temer fue el de rubricar una carta dirigida al BID (Banco Interamericano de Desarrollo) mediante la cual solicitaron a su titular Luis Alberto Moreno la asistencia para el desarrollo de normas técnicas y fitosanitarias, dentro de una convergencia regulatoria, y un plan de acción para relanzar la relación bilateral entre los dos países.

Temer felicitó a Macri por el impulso que le dio al Mercosur en su período de presidencia pro témpore, que en el próximo semestre estará en manos de Brasil: "Frente a un mundo con tanta incertidumbre, nuestra respuesta es más y más cooperación", dijo jefe del Palacio del Planalto en la rueda de prensa conjunta. Y coincidió con Macri en la necesidad de eliminar barreras comerciales en el interior del Mercosur.

En esa línea, el brasileño evaluó que ambos países tienen "desafíos muy similares, como la urgencia del crecimiento económico y la creación de empleos" y celebró que ambas administraciones tengan "modos similares de enfrentar la situación: los gobiernos son de reformas".

Temer sostuvo que Macriestá "promoviendo las reformas" en la Argentina e instó a su par a "aprovechar la convergencia entre Brasil y la Argentina e impulsar el crecimiento económico" en toda la región.
También se firmó, a través de Cancillería, un memorándum de entendimiento sobre diplomacia digital y otro sobre asistencia y emergencia en defensa civil para las zonas fronterizas.

Junto a Macri viajaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la canciller, Susana Malcorra; los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne; de Agroindustria, Ricardo Buryaile; de Producción, Francisco Cabrera; y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo. Asistieron también los gobernadores de Córdoba y Misiones, Juan Schiaretti y Hugo Passalacqua, y el diputado nacional Daniel Lipovetzky.

Luego del encuentro bilateral en Planalto, Macri se trasladó al Palacio Itamaraty. Allí recibió el "Gran Collar de la Orden Nacional del Cruceiro del Sur". En el almuerzo hubo 18 mesas, en las que los funcionarios brasileños y argentinos estuvieron sentados con sus compañeros de país. Macri ironizó sobre equipos de fútbol y expresó que si tuviera que elegir uno de los "teams" de Brasil, se inclinaría por el Palmeira. José Serra, canciller brasileño y fan del conjunto paulista, estalló de alegría.

Tras el almuerzo, Macri se reunió en el Congreso brasileño con los titulares del Senado, Eunício Oliveira, y de Diputados, Rodrigo Maia, a quienes le solicitó aval para los acuerdos firmados. "Pido que los apoyen porque desde aquí se librar la batalla para terminar la pobreza", los instó el Presidente, quien cerró su agenda en Brasil con un encuentro con la titular del Supremo Tribunal Federal, Carmen Antunes Rocha.