Argentina recuperó 13 puestos en ranking de libertad económica

El país se ubica en el lugar 156 y dejó atrás la categoría de economías reprimidas. En la comparación regional mejoró cuatro lugares.

Argentina se ubicó en el puesto 156 del ranking de libertad económica 2017 sobre un total de 180 países analizados y recuperó así 13 puestos respecto a la edición pasada, de acuerdo al estudio realizado por Heritage Foundation.

Con esta nueva ubicación Argentina ascendió a la categoría de países mayormente “no libres de acuerdo a la clasificación utilizada en el índice.

Un año atrás, el país se hallaba dentro del grupo de economías reprimidas, el de peor desempeño. No obstante, vale señalar que desde 1995, primera edición del índice, Argentina cayó 135 puestos.

En 2017, el ranking es liderado por Hong Kong, Singapur, Nueva Zelanda, Suiza y Australia, mientras que Chile es la nación líder de la región ubicándose en el puesto 10 del ranking global, seguido por Colombia (puesto 37), Uruguay (38) y Perú (43).

En este marco, Argentina se halla en el puesto 23 sobre los 29 países que componen América Latina y el Caribe, mejorando 4 lugares en la comparación anual.

 

Según el índice, el puntaje obtenido por Argentina es de 50,4 sobre un máximo de 100 puntos, subiendo 6,6 unidades en relación a la edición 2016. No obstante, este guarismo es inferior a la media mundial (60,9) y al promedio regional (60,0).

En la desagregación por variables, Argentina obtiene el peor puntaje en derechos de propiedad (32.4), seguido por integridad gubernamental (38,2) y efectividad de la justicia (39,6).

Por el contrario, la puntuación más elevada la obtiene en libertad de comercio con 66,7 unidades, siempre en una escala del 0 al 100.

Tal como destaca el informe, desde fines de 2015 Argentina implementó cambios en su política económica que se tradujeron en una menor injerencia estatal y por ende en mejoras en los indicadores analizados.

Entre las medidas adoptadas se destacan la eliminación de trabas al comercio exterior, la normalización de la deuda y la reinserción en los mercados internacionales, la salida del cepo cambiario y el saneamiento del INDEC.

“Sin embargo, queda mucho por hacer. Argentina se encuentra aún entre los países menos libres del mundo y requiere profundizar y ampliar a otros sectores las reformas que comenzaron hace poco más de un año con el fin de obtener una sustancial mejora en materia de calidad institucional y una menor intromisión del Estado en la economía , indicó la organización a través de un comunicado.

Tags relacionados

Más de Economía y Política