Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Argentina pidió a Brasil datos sobre el affaire de la carne y reforzará controles

El presidente del Senasa, Jorge Dillon, afirmó hoy que el país realiza “controles rigurosos” sobre los alimentos que ingresan desde el exterior pero que se extremarán las precauciones cuando provengan del país vecino.

Argentina pidió a Brasil datos sobre el affaire de la carne y reforzará controles

El presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), Jorge Dillon, afirmó hoy que la Argentina realiza “controles rigurosos” sobre los alimentos que ingresan desde el exterior aunque se dispuso que se “reforzara” la fiscalización de los envíos cárnicos, especialmente cerdo o pollo, procedentes de Brasil.
   
“En la Argentina hacemos controles rigurosos de los alimentos importados”, expresó Dillon en declaraciones al canal América tras ser consultado sobre las implicaciones que genera la detección en Brasil de carne que se comercializaba en mal estado.
   
Según el titular del SENASA, “va a seguir entrando carne de ave y cerdo” procedente de Brasil y refirió que por las denuncias judiciales realizadas contra frigoríficos, “Argentina solicitó información” al país vecino sobre lo sucedido.
   
“Estamos reforzando los controles de toda la mercadería establecidos desde hace 17 años para verificar que no haya ningún inconveniente‘ con los productos y alimentos importados desde Brasil, refirió
   
‘No observamos ningún inconveniente‘, manifestó respecto a los ingresos relevados.

El escándalo en Brasil se suscitó después de que una investigación policial brasileña identificó el viernes a BRF, JBS y  a decenas de rivales menores como implicados en una supuesta  trama de sobornos a inspectores sanitarios para ocultar condiciones insalubres de sus plantas de procesamiento.

La policía efectuó registros el viernes pasado en seis estados en busca de más pruebas, afectando la reputación de uno de los  pocos sectores vibrantes en el país más grande de Latinoamérica, que sufre la peor recesión de su historia.             

La pesquisa de dos años, conocida como operación ‘La carne es débil’, halló pruebas de que las empresas pagaron a  inspectores y políticos para pasar por alto prácticas como el  procesamiento de carne podrida y el envío de exportaciones con trazas de salmonella, dijo la policía.                

Brasil exportó 6.900 millones de dólares en carne de ave y  5.500 millones de dólares de carne vacuna a todo el mundo el  año pasado, según grupos de la industria.                

La Comisión Europea dijo que está supervisando las  importaciones de carne procedentes de Brasil y que prohibirá el  acceso a la Unión Europea a las compañías implicadas en el  escándalo, dijo un portavoz.