Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Argentina exportó este año más de 3 millones de toneladas de trigo a Brasil

En los primeros nueve meses del año, el cereal local representó el 62% del total importado por el socio regional. Esperan alzas de 25% promedio en el volumen para el próximo año

Argentina exportó este año más de 3 millones de toneladas de trigo a Brasil

Las ventas de trigo argentino a Brasil sumaron poco más de 3 millones de toneladas entre enero y septiembre últimos, de acuerdo con datos de la Asociación Brasileña de la Industria del Trigo (Abitrigo). En lo que va de 2016, el cereal local representó el 62% del grano comprado por el gigante sudamericano, que se ubicó en 4,8 millones de toneladas. De esta forma, Argentina se consolida como el primer proveedor de trigo para Brasil, aun cuando está lejos de la participación histórica, incluso en el medio de las trabas oficial que el gobierno kirchnerista impuso a las ventas externas del cereal.
Con el fin de las retenciones y las trabas para las exportaciones, aplicadas desde el inicio de la gestión Macri, el trigo local pudo volver al mundo y no solo Brasil se constituyó en destino, sino que se diversificó con colocaciones, aunque de cereal con baja calidad, en Egipto, Vietnam, Italia y hasta Estados Unidos durante los primeros meses del año. Pero, el socio del Mercosur, que suele comprar en el exterior, la mitad o más del trigo que necesita para su abastecimiento interno, nunca dejó de estar en el radar local.
Eso quedó plasmado esta semana en el 23 Congreso Internacional de trigo que Abitrigo realizó en Campinas, San Pablo, y que contó con fuerte presencia tanto de funcionarios como de referentes de la cadena granaria argentina. Hubo representantes de la producción triguera como de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, de la de Córdoba y de la Bolsa de Comercio de Rosario, entre otras entidades.
En los paneles del evento, se remarcó el retorno al mundo del trigo argentino y la fuerte apuesta que el sector agrario local hizo para la campaña 2016/17 tenga muy buena calidad, además de que la producción sea 20% superior al ciclo pasado. En ese marco, las estimaciones privadas dan cuenta de que habrá 12,5 y 13 millones de toneladas de producción trigo este año, que se comienza a recolectar en un mes. Desde el Gobierno, en tanto, calculan que la producción triguera puede estar por encima de 14 millones de toneladas.
En medio de esas estimaciones, y convencidos de que la calidad del grano será superior y estará dentro de los estándares que buscan los compradores brasileños, el jefe de Gabinete de Agroindustria, Guillermo Bernaudo, y el subsecretario de Mercados Agropecuarios, Jesús Silveyra, consideraron que el año próximo se podrá exportar a Brasil unas 4,5 millones de toneladas del grano sin procesar.
Desde la Asociación de Trigo Argentino, en tanto, prevén que el mercado brasileño puede absorber hasta 5 millones de toneladas de cereal local en 2017, a partir de la "excelente calidad" que tendrá el grano.
Si se concretan esos guarismos, y Brasil mantiene su compromiso de que el trigo argentino tenga un lugar destacado entre sus proveedores más allá de sus planes de importar el cereal sin arancel desde Canadá y Estados Unidos, los embarques locales con destino al socio comercial podrían ser 25% superiores a los que estima cerrarán este año (unas 3,8 millones de toneladas, similar a las de 2015). La última vez que Argentina le exportó a Brasil más de 4,5 millones de toneladas fue en 2012: 5 millones totales y una participación de 77% del mercado. Un año antes, las ventas habían sido de 4,5 millones de toneladas, con una participación de 79% en el total del trigo comprado por los vecinos.