Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Argentina debuta como observador de la Alianza del Pacífico con el foco en el comercio y las inversiones

El secretario de Comercio, Miguel Braun, se prepara para acompañar al presidente Mauricio Macri, durante su participación, como miembro observador, del encuentro de la Alianza del Pacífico previsto para este jueves en Santiago de Chile. Se tratará de la primera asistencia formal de la Argentina a este encuentro que, si bien no implicará por el momento avances comerciales, representa un acercamiento a un bloque promotor del libre comercio internacional, hasta ahora encorsetado por el Mercosur.

"Es una señal positiva de acercamiento con un bloque muy dinámico y tiene una simbología importante de este nuevo rumbo que tiene la Argentina. De todos modos, no tiene implicancias concretas en términos de comercio", enfatizó una fuente oficial respecto de la participación argentina en la Alianza, que integran Chile, México, Colombia y Perú. Lejos está por ahora la posibilidad de que el Mercosur avance en un acuerdo de libre comercio con este grupo de países, pero la decisión de la Argentina de ser observador apunta a poder avanzar, en el mediano plazo, en acuerdos bilaterales que impulsen las inversiones y el comercio con esa región.

El equipo del Comercio, dependiente de Producción, ya está avanzando en negociaciones con algunos de estos países para firmar acuerdos bilaterales por fuera del Mercosur por ser miembros de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), tal como lo hizo Brasil. Con México, se busca ampliar el Acuerdo de Complementación Económica (ACE) 6; con Colombia, firmar un acuerdo automotriz y un convenio de inversiones; y con Perú, explorar la agenda de facilitación del comercio. Con Chile, en tanto, la Argentina ya tiene un acuerdo comercial de importantes desgravaciones arancelarias. En ese sentido, por el acuerdo de la Aladi, la Argentina puede avanzar bilateralmente con cada uno de los países de la Alianza del Pacífico; de hecho, ya lo hizo en varios casos.

Pero ser miembro observador de este grupo de países acercará más a la Argentina a este bloque, por lo que podrían potenciarse los negocios en ambos sentidos. El país podría incrementar sus exportaciones a estos mercados (excepto Chile, México, Colombia y Perú no son plazas relevantes para los productos argentinos) e incluso podrían concretarse acuerdos entre la Alianza y la Argentina que no supongan modificaciones arancelarias, restringidas por el Mercosur.

De acuerdo con un informe de la consultora DNI, que dirige Marcelo Elizondo, "el inicio de la participación podría permitirle al país iniciar negociaciones en materias que están por fuera del Arancel Externo Común (AEC) del Mercosur", como por ejemplo normas técnicas, estándares de calidad, parámetros paraarancelarios, acuerdos de protección de inversiones, entre otros.

"El país tiene muy pocos acuerdos con terceros mercados porque es miembro del Mercosur, y el bloque ha funcionado más inclinado hacia adentro que como plataforma de acceso a terceros mercados", precisa el informe. Esta lógica es la que quiere torcer el Gobierno con su estrategia agresiva de avanzar en negociaciones comerciales con el mundo.