Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Argentina acumula un déficit comercial de u$s 1300 millones con su principal socio

El comercio entre la Argentina y Brasil se desplomó más de 40% en apenas cuatro años. Pero el menor comercio no revirtió la tendencia: en 2015 el déficit argentino fue de u$s 2515 millones

Gran parte del déficit argentino se da en la compra de autos y autopartes

Gran parte del déficit argentino se da en la compra de autos y autopartes

Los cancilleres de Argentina y Brasil. Susana Malcorra y José Serra, respectivamente, acordaron ayer un nuevo mecanismo de diálogo bilateral que tendrá, entre sus principales objetivos, restaurar el retroceso de más de 40% registrado en el intercambio durante los últimos cinco años y revertir el creciente desbalance, que implicó un déficit para Argentina de u$s 1300 millones en el primer cuatrimestre de 2016, con importaciones en alza y exportaciones en caída, producto de la crisis brasileña.

Sin embargo, más allá de los acuerdos, los analistas son reticentes a pensar que todo lo firmado en los dos países se cumpla a rajatabla.

"Brasil se fue transformando con los años en un país más competitivo que la Argentina y eso dificulta poder establecer una relación comercial pareja", dijo a este diario un ex funcionario argentino que prefirió mantenerse en el anonimato.

De todos modos, el Mecanismo de Coordinación Política fue establecido en un memorando de entendimiento firmado ayer en el Palacio San Martín, donde la canciller Malcorra recibió a Serra, quien a dos semanas de haberse hecho cargo de la diplomacia brasileña, eligió a la Argentina como primer destino. La visita y la decisión de visitar la Argentina no sorprendió. Mauricio Macri que fue el primero es reconocer al nuevo gobierno de Brasil una vez suspendida Dilma Rousseff.

El mecanismo tendrá como objetivo el intercambio de la agenda bilateral y regional para seguimiento de proyectos estratégicos de integración, especialmente en las áreas de comercio, energía, ciencia, tecnología e innovación, defensa e industria aeronáutica. La necesidad de reactivar el espacio de diálogo en materia de comercio bilateral era esperado por varios sectores productivos argentinos, preocupados ante una eventual apertura indiscriminada de las importaciones a partir del nuevo sistema de administración del comercio y a los excedentes exportables que generó la crisis en Brasil y que podrían tener como destino final a la Argentina, dijo la agencia Télam.

Ese temor comenzó a cristalizar en la relación comercial que, marcada en los últimos años por la recesión y la falta de crecimiento en ambos países, adquirió una nueva tendencia a partir de la profundización de la crisis en Brasil, que perjudicó a casi todos los rubros que Argentina exporta hacia ese mercado. De los u$s 39.600 millones que los países comerciaban en 2011, el intercambio se redujo a u$s 23.083 millones. El año pasado, la balanza fue deficitaria para Argentina por u$s 2515 millones, muy por debajo del comercio casi equilibrado de u$s 139 millones a favor de Brasil que se había alcanzado en el 2014.

Las exportaciones hacia Brasil cayeron en 2015 más que el doble de lo que lo hicieron las importaciones, con variaciones acumuladas del -27,3% y el -10,4%, respectivamente.

En el primer cuatrimestre del año, en cambio, las exportaciones continuaron en retroceso pero las importaciones aumentaron y determinaron un déficit para Argentina de u$s 1388 millones, además de una caída del intercambio de 6,1%.

Las ventas al país vecino disminuyeron en el período 25,1% y las compras aumentaron 0,8%, pero en abril la brecha se amplió, al caer las exportaciones 17,2% y crecer las importaciones 4,2%, en términos interanuales, lo que determinó un déficit mensual de u$s 276 millones, más del triple de los u$s 71 millones registrados durante el mismo mes de 2015.