Arcioni le pidió a la Rosada fondos para pagar sueldos en Chubut

Se reunió con el ministro de Economía, Martín Guzmán. Quiere negociar un aporte nacional que alivie las cuentas de la provincia, que arrastra dificultades en el pago de salarios estatales desde hace seis meses.

Desde mitad del año pasado, la provincia de Chubut se encuentra con serias complicaciones financieras. Las cuentas públicas tienen un déficit mensual que impide cumplir con las obligaciones corrientes. Los empleados estatales no cobran los salarios a tiempo, por lo que se han multiplicado las manifestaciones y huelgas durante estos meses y durante varias semanas no hubo clases en las escuelas.

Durante este período, el gobernador Mariano Arcioni había solicitado la ayuda del gobierno de Mauricio Macri, pero no se pudieron sanear las cuentas provinciales. Del mismo modo, el mandatario viajó a Buenos Aires para negociar con Nación alguna ayuda extraordinaria.

Si bien se había especulado con un encuentro con el presidente Alberto Fernández, finalmente se reunió con Martín Guzmán, ministro de Economía. El gobernador pretende un mayor monto vía Aporte del Tesoro Nacional. Los ATN suelen estar rodeados de cierta discrecionalidad por parte del Ejecutivo, y los gobernadores aliados pueden correr con cierta ventaja.

Que el interlocutor de Arcioni haya sido Guzmán y no Fernández es un dato en sí mismo. Es que el presidente busca instalar un clima de austeridad tanto en la sociedad como en la clase política. Pero Arcioni, tras meses de crisis en la provincia, buscó aumentarse el sueldo en septiembre pasado. Había enviado un proyecto a la Legislatura para incrementar en un 100%, que finalmente no prosperó.

En el corto plazo, la provincia no hizo frente a los últimos salarios de los estatales. No se pagó el medio aguinaldo ni los sueldos de diciembre de los empleados. Únicamente se había pagado el aguinaldo de los jubilados. Según consigna Télam, hacían falta unos $ 1300 millones para hacer frente a las obligaciones.

En este contexto, continúan los reclamos y cortes de ruta en las ciudades más importantes de la provincia.

Dentro del espacio político, Arcioni es el gobernador más cercano a Sergio Massa. De hecho, cuando ganó las elecciones, el tigrense viajó a celebrar el triunfo. Fueron el 9 de junio pasado: ya se había confirmado la fórmula Fernández-Fernández, pero Massa no se había integrado aún. En ocasión de ese festejo, Fernández y Massa dialogaron en vivo para la televisión y acordaron reunirse, lo que fue una de las primeras muestras públicas de cercanía entre ambos.

Tags relacionados