Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Aranguren defendió el tarifazo y admitió que el Gobierno no tiene plan B si la Corte falla en contra

El encuentro, de más de 9 horas tuvo momentos ásperos, con gritos y acusaciones cruzadas. El funcionario cargó contra la herencia K y la oposición lo acusó de "improvisación"

Aranguren rechazó la posibilidad de derogar el tarifazo y dijo que espera por la decisión de la Corte

Aranguren rechazó la posibilidad de derogar el tarifazo y dijo que espera por la decisión de la Corte

Durante más de nueve horas, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, enfrentó ayer duras críticas de los diputados opositores por la "improvisación" en la implementación del aumento en las tarifas de los servicios públicos, defendió su actuación, rechazó la posibilidad de derogar el tarifazo, y dejó en claro que el Gobierno no tiene plan B si la Corte Suprema falla en los próximos días en contra de la decisión oficial.

"¿Qué debemos esperar de los cuadros tarifarios a futuro?", le preguntó el jefe del interbloque oficialista, Mario Negri. "Estamos a espera del fallo sobre el recurso extraordinario ante la Corte Suprema", fue la respuesta del funcionario.
Media hora después de lo convenido y ante una sala desbordada de diputados, asesores y periodistas, el ministro arrancó su informe haciendo un recorrido por la situación energética que recibió. "La única verdad es la realidad. Y la realidad es que en estos últimos doce años Argentina pasó de tener energía abundante y barata a tener energía escasa, importada y cara", definió. La máxima peronista –que repetiría varias veces a lo largo de la tarde– cosechó los primeros murmullos en la platea.

El ministro aseguró que el sector energético "manifestaba un gran desorden en su funcionamiento, con rol y responsabilidades equivocadas"; y remarcó que el gobierno anterior destinaba "mayores subsidios para los ricos y menores para los pobres". Por eso, pidió: "La Argentina no puede repetir el pasado. Debe reconstruir un futuro que permita garantizar el autoabastecimiento energético".

El plenario de las comisiones de Presupuesto, Energía, Obras Públicas y Defensa del Consumidor tuvo momentos de mucha aspereza, con gritos y acusaciones cruzadas entre el oficialismo y la oposición; aunque terminó sin mayores discusiones. El faltazo del ex ministro y diputado Julio De Vido (de lo que se informa aparte) centró el debate en Aranguren. El macrista Luciano Laspina, al frente del plenario, flexibilizó las reglas al punto de la desorganización y ningún diputado respetó los tres minutos asignados a quienes querían preguntar.

La que más se extendió fue la diputada del Frente Renovador Graciela Camaño, que llevó su intervención al borde de la media hora. "En este zafarrancho, usted ha contribuido fuertemente, ministro. Aunque venía de antes", lo cruzó de entrada. Y lo acusó a él y a sus colaboradores de "incompatibilidades manifiestas" por venir del sector privado que ahora regulan. "No nos tome de pavotes", le reclamó cuando el funcionario aseguró que se mueve dentro de la Ley de Ética Pública. "En todo caso, la Justicia decidirá", respondió él. Fue un tema que tocaron otros muchos diputados.

Además, la renovadora hizo hincapié en un tema que volvió recurrentemente en preguntas de otros bloques y que Aranguren no terminó de responder. "En su resolución no se detalla ningún acuerdo que garantice inversiones. Necesito copia de los documentos. Porque usted ha tomado una decisión de transferencia de recursos", le subrayó Camaño.

"No estamos mejorando el cuadro tarifario para que las empresas embolsen dinero, sino que tiene que ir a inversión", respondió Aranguren, y observó: "La revisión tarifaria integral que en los últimos 16 años no se hizo es la oportunidad para discutir qué inversiones tienen que hacer las empresas".

El ministro rechazó dos pedidos de renuncia que le hicieron los diputados Luis Lusquiños (PJ Federal de San Luis) y Juan Manuel Pedrini (PJ-FpV de Chaco). "A mí me puso y me saca el Presidente. No tengo que renunciar a absolutamente nada", les dijo.Y cuando el salteño Javier David, del Bloque Justicialista, le señaló que el tope del 400% que fijó a las facturas es "absolutamente injusto" y beneficia a los usuarios con mayor consumo; Aranguren cargó fuerte contra los subsidios.

"La quita se hizo de la forma más gradual que nos permitía la grave herencia. Los subsidios son también trasladar los problemas al bolsillo de la gente. Generan inflación", definió.