Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Aranguren negó que ya esté previsto otro aumento de la nafta, pero no lo descartó para más adelante

Sostuvo que la suba responde al comportamiento “del precio del petróleo crudo y el tipo de cambio”. Y negó que tenga que ver con la salida de Gallucio de YPF. También afirmó que había “distorsiones” en el precio del GNC y consideró que todavía “es económico”.

Aranguren negó que ya esté previsto otro aumento de la nafta, pero no lo descartó para más adelante

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, no descartó hoy que se produzca una nueva suba en el combustible, al asegurar que el alza responde a variaciones “en el precio del petróleo crudo y el tipo de cambio”, variaciones que “no dependen de lo que pase en la Argentina”.

Sin embargo, descartó que se determine una nueva suba a las tarifas de gas y recordó que el alza fue aplicada en abril pasado.


“El precio de los combustibles depende del precio del petrolero crudo y el tipo de cambio. No puedo estar pronosticando qué va a ocurrir con algo que tiene variaciones de precios, que no dependen de lo que pasa en la argentina”, subrayó.


En tanto, al ser consultado si la nueva suba del combustible que entró en vigencia ayer tiene algo que ver con la salida del presidente de YPF, Miguel Galuccio, y la situación de endeudamiento de la compañía, respondió: “No tiene absolutamente nada que ver".

“La política energética no se maneja de esta manera, en función al resultado de una compañía”, aclaró en diálogo con Radio Continental.

Araguren salió además al cruce del secretario de la Cámara de Expendedores de Combustibles, Raúl Castellanos, quien advirtió que el Gobierno prevé autorizar un aumento de precios de un 8% en los productos del sector, tras el incremento de casi 10% que rige desde ayer.

“Lo voy a llamar a Castellanos y le voy a preguntar para ver de dónde lo sacó. Yo con él hace 3 años que no hablo”, precisó.

Respecto a la subas que viene acumulando el GNC, dijo que “existía una distorsión de precios muy importante” y consideró que “sigue siendo económico si se tienen en cuenta los combustibles líquidos que reemplaza”.

“Argentina es un país abundante en recursos energéticos, pero por políticas erráticas que desincentivaron la inversión importa gas natural combustibles líquidos y electricidad. Durante más de 10 años, merced a retenciones a la importaciones, estuvimos con precios muy por debajo de los precios internacionales”, remarcó.

Reiteró que ante los precios atrasados de los combustibles el Gobierno aplicó subas en etapas y planteó que es una consecuencia de “en otra época haber tenido las naftas más bajas del mundo”.

En cuanto al impacto sobre la inflación, dijo que le procupa no sólo a él sino "también a todo el Gobierno”. “Creemos que tratando de acomodar los precios y corregir distorsiones podemos lograr en el segundo semestre una inflación de un dígito. Las correcciones van a dar una inflación a la baja en el segundo semestre”, subrayó.