Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Apuran el reparto de fondos a las obras sociales

por  E. P.

0

En medio de algunos chisporroteos en su relación con la CGT reunificada, el Gobierno, a través de la Superintendencia de Servicios de Salud, anunció ayer que ya abonó a las obras sociales sindicales el 95% de los
$ 2700 millones correspondientes al pago de reintegros adeudados por la denominada APE Residual por tratamientos médicos de alta complejidad. La distribución de esos millonarios recursos a las prestadoras médicas de los gremios había sido comprometido en julio pasado por el presidente Mauricio Macri en el marco de la llamada "Reparación Histórica de los Fondos Adeudados a las Obras Sociales", una estrategia con la que el Ejecutivo buscó ofrecer un gesto a los poderosos sindicatos de la CGT que le ofreciera ciertas garantías de paz social.
Según el esquema acordado entre la dirigencia gremial y funcionarios del Gobierno, el pago de los reintegros adeudados se efectúa entre una y cuatro cuotas dependiendo de la deuda reclamada por cada obra social. Las prestadoras de Comercio, Camioneros y Sanidad, entre otras, son las que más recursos recibirán debido a la cantidad de expedientes presentados por diversos tratamientos, que no habían sido pagados por el Estado.
"Estos recursos acumulados son de los trabajadores y corresponden a prestaciones de alta complejidad ya brindadas por las obras sociales y que no habían sido reintegradas", explicó ayer el superintendente de Servicios de Salud, Luis Scervino, el funcionario que tiene a su cargo la negociación con los sindicatos por el reparto total del denominado Fondo Solidario de Redistribución (FSR). Ese Fondo acumuló en los últimos años alrededor de $ 30.000 millones que ahora la administración macrista prometió distribuir a los gremios.