Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Apuran definición del bono a estatales y mejora de la ayuda para la AUH

Funcionarios del Gobierno y dirigentes del gremio de UPCN intentarán sellar esta semana un entendimiento por el pago del bono de fin de año para los trabajadores de la administración pública nacional. La principal discusión está vinculada al monto del suplemento, que respetaría el piso de $ 2000 establecido en el marco del diálogo tripartido, y la forma en que se abonaría, ya que el Ejecutivo pretende pagarlo en enero de manera de que sea computado en el próximo ejercicio fiscal.

Pero, además, las demoras en la definición de la compensación salarial que percibirán unos 120 mil agentes públicos nacionales (el resto forma parte de organismos descentralizados que ya acordaron algún tipo de suplemento) responde a la intención de la Casa Rosada de evitar que la medida se convierta en una herramienta de presión sobre aquellas provincias que anticiparon que no cuentan con los recursos para pagarlo. Hasta el momento 8 provincias anunciaron que abonarán o prevén hacerlo algún tipo de ayuda de fin de año a sus trabajadores, pero otros distritos, como los casos de Buenos Aires, Santa Fe, Chaco, Entre Ríos, Santa Cruz, rechazaron esa posibilidad si no cuentan con algún tipo de asistencia de la Nación. En similar situación se encuentran los municipios que, junto con las provincias, concentran la gran mayoría de los trabajadores estatales.

Por otra parte, el Gobierno también definirá esta semana una respuesta al reclamo de los movimientos sociales para que se eleve el suplemento de $ 1000 por grupo familiar beneficiario de la Asignación Universal por Hijo (AHU). El planteo acercado a la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, por las agrupaciones Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular y el Movimiento Evita solicitó que el bono se pague por beneficiario de la asignación y no por hogar como dispuso inicialmente el Ejecutivo. Sin embargo, fuentes oficiales remarcaron en las últimas horas la imposibilidad de hacer frente a ese reclamo y deslizaron que se evalúa la alternativa de proponer un pago de $ 200 por cada hijo beneficiario de la AUH, que se sumaría al pago del bono de $ 1000 por familia.

Con esa mejora en la asistencia a los sectores más vulnerables el Gobierno espera despejar el horizonte de conflicto y protestas motorizadas por las organizaciones sociales en el tramo final del año. Esos movimientos ya anunciaron una marcha conjunta con la CGT para el 18 de noviembre al Congreso en reclamo por la sanción de una ley de emergencia social.