Apuesta por el Pacto Social, suma fija y el futuro de las paritarias

El Pacto Social que imagina poner en marcha Alberto Fernández deberá esperar más allá de diciembre y su implementación requerirá de la sanción de algunas iniciativas cuya discusión arrancará apenas transcurra la asunción. De ello conversaron el martes por la tarde Claudio Moroni, futuro ministro de Trabajo de Alberto, con un grupo de sindicalistas, encabezados por la dupla de conducción de la CGT que componen Héctor Daer y Carlos Acuña.

Durante ese encuentro, según confiaron varios de los participantes a El Cronista, se conversó acerca de la propuesta que analiza Alberto para disponer un incremento salarial universal y de jubilaciones.

Los gremialistas le reclamaron a Moroni nuevas medidas para combatir la informalidad laboral

De acuerdo con las fuentes, la intención es que el aumento se fije por decreto y bajo el formato de suma fija (no está definido si será remunerativa o no), además de que concederá la posibilidad de que el sector empleador la tome a cuenta de futuras recomposiciones que se negocien en el marco de las respectivas paritarias de actividad. En ese sentido, se indicó que la opción de la suma se privilegió al aumento porcentual con la intención de beneficiar a los trabajadores con salarios más bajos, al tiempo que desde los gremios rechazaron que este esquema apunte a reemplazar al tradicional bono de fin de año. "Son dos cuestiones diferentes.

No hay decisión de la CGT de reclamar un bono general sino que será una potestad de cada gremio negociarlo según la situación de su actividad. Pero esto es otra cosa, es un aumento", explicó un dirigente. El gremialista mencionó que los equipos del Frente de Todos trabajan, además, para definir el incremento que prevén disponer también en diciembre para el caso de las  jubilaciones y programas sociales.

En Todos trabaja para definir la suba que prevén disponer para el caso de las jubilaciones y planes sociales

Por otra parte, Moroni y los sindicalistas evaluaron los planes de la futura administración en materia laboral. Al respecto, y tras quedar definido que Trabajo volverá a ser Ministerio (lo mismo ocurrirá con Salud), la intención de Moroni es reactivar el funcionamiento de la denominada ´policía del trabajo´ y las delegaciones ministeriales en el interior, además de que la cartera reasuma el control de la Superintendencia de ART.

A su vez, los gremialistas pidieron avanzar en un plan integral para combatir el empleo en negro y favorecer la registración.

De la reunión también participaron Andrés Rodríguez, Antonio Caló, Omar Viviani, José Luis Lingeri, Roberto Fernández, Juan Carlos Schmid y Víctor Santamaría, entre otros.

Tags relacionados
Noticias del día