U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Aprender 2017: nivel socieconómico, rendimiento escolar y brecha de oportunidades

Aprender 2017 muestra una brecha de oportunidades en la educación.

Aprender 2017 muestra una brecha de oportunidades en la educación.

Entre los chicos de mejores condiciones socioeconómicas hay más resultados escolares sobresalientes y menos insatisfactorios que entre los de menos recursos. Lo que se repite –con mayor o menor fuerza- ya sea que se tome el nivel socieconómico, la vulnerabilidad social, el trabajo dentro y fuera del hogar, el ir o no a un colegio privado. Correlación no implica necesariamente causalidad y a este nivel excluye obviamente el determinismo pero también está lejos de parecer casual, más allá de los múltiples factores que pueden explicarla.

La evaluación Aprender 2017 muestra una mejora en el desempeño en Lengua de los estudiantes que terminan el secundario y datos preocupantes en Matemática. Para los de primaria, el resultado es que alrededor de dos de cada tres tienen niveles satisfactorios e incluso avanzados en Ciencias Sociales y Naturales.

Desempeño de los alumnos en Aprender 2017 según nivel socioeconómico. Fuente: Ministerio de Educación.
Desempeño de los alumnos en Aprender 2017 según nivel socioeconómico. Fuente: Ministerio de Educación.

Pero, además, el informe le pone datos duros a la correlación entre el rendimiento de los alumnos y el entorno socieconómico. Uno por uno, prácticamente todos los análisis realizados con foco en la equidad muestran resultados superiores para los sectores más acomodados.

Resultados generales

En el caso de Lengua, el 62,5% de los estudiantes de último año del secundario alcanza niveles de desempeño satisfactorio (45,4%) o avanzado (17,1%), mientras que un 17,9% se encuentra por debajo del nivel básico y un 19,6% alcanza el nivel básico. En Matemática, solo el 31,2% de los estudiantes alcanza niveles de desempeño satisfactorio (27%) o avanzado (4,2%), mientras que 41,3% está por debajo del básico y 27,5%, con un nivel básico.

En Lengua, más de seis de cada 10 estudiantes del último año del secundario tienen un nivel satisfactorio o superior. Pero en Matemática, sólo 3 de cada 10 superan un nivel básico.

En sexto grado de primaria, en Ciencias Sociales, el 65,6% de los estudiantes alcanza niveles de desempeño satisfactorio (46,1%) y avanzado (19,5%) mientras que un 13,4% se encuentra por debajo del nivel básico y un 21%, en el básico. En tanto, en Ciencias Naturales el 67,5% de los estudiantes alcanza niveles de desempeño satisfactorio (38,9%) y avanzado (28,6%) y solo el 13,1% de los estudiantes se encuentra por debajo del nivel básico, con 19,4% en básico.

Desigualdades

Los niveles promedio de rendimiento, sin embargo, quedan estrechamente atados a aspectos ligados a la vulnerabilidad y el nivel socieconómico de los estudiantes, tanto en primaria como en secundario.

Entre las distintas divisiones que el Ministerio de Educación incluyó en su enfoque de equidad del análisis de Aprender 2017, los de origen (migrantes y no migrantes) y género (hombres y mujeres) son casi los únicos en los que las diferencias son ínfimas tanto en primaria como en secundaria (en cuanto al ámbito rural o urbano, casi no hay diferencias en sexto grado –ciencias naturales y sociales- pero si en el secundario –tanto en matemática como en lengua-).

Desempeño de los alumnos en Aprender 2017 según condición migratoria. Fuente: Ministerio de Educación.
Desempeño de los alumnos en Aprender 2017 según condición migratoria. Fuente: Ministerio de Educación.

De los distintos recortes realizados, uno de los más impactantes es el que analiza en un mismo cuadro los niveles alcanzados por los alumnos según ámbito de gestión del establecimiento (estatal o privada) y nivel soecieconómico: tanto en las dos materias de primaria como en las de secundaria, los resultados son mejores a mayor nivel socioeconómico; pero, además, dentro del mismo NSE, son más altos en las escuelas de gestión privada que en las públicas (con la excepción de los estudiantes de sexto grado de NSE bajo, entre los que el rendimiento según ámbito de gestión es muy similar).

Resultados de la evaluación Aprender 2017 por tipo de establecimiento y NSE. Fuente: Ministerio de Educación
Resultados de la evaluación Aprender 2017 por tipo de establecimiento y NSE. Fuente: Ministerio de Educación

Hay otros índices en los que hay superposición de problemas: entre las estudiantes de secundario embarazadas o que ya son madres y los estudiantes que ya son padres hay mayor proporción de resultados por debajo del nivel básico y menos del nivel avanzado; en paralelo, hay mayor proporción de madres y padres en el NSE bajo que en el medio y en el medio que en el alto.

Desempeño de los alumnos en Aprender 2017 según maternidad. Fuente: Ministerio de Educación.
Desempeño de los alumnos en Aprender 2017 según maternidad. Fuente: Ministerio de Educación.
Desempeño de los alumnos en Aprender 2017 según paternidad. Fuente: Ministerio de Educación.
Desempeño de los alumnos en Aprender 2017 según paternidad. Fuente: Ministerio de Educación.

Algo parecido ocurre en cuanto al desempeño de tareas domésticas, el trabajo familiar y el trabajo remunerado fuera del hogar: a más trabajo, los niveles alcanzados son más bajos; y a menor NSE, mayor proporción de estudiantes secundarios que trabajan.

Desempeño de los alumnos en Aprender 2017 según tareas dentro del hogar. Fuente: Ministerio de Educación.
Desempeño de los alumnos en Aprender 2017 según tareas dentro del hogar. Fuente: Ministerio de Educación.
Desempeño de los alumnos en Aprender 2017 según participación en el trabajo familiar. Fuente: Ministerio de Educación.
Desempeño de los alumnos en Aprender 2017 según participación en el trabajo familiar. Fuente: Ministerio de Educación.
Desempeño de los alumnos en Aprender 2017 según trabajo fuera del hogar. Fuente: Ministerio de Educación.
Desempeño de los alumnos en Aprender 2017 según trabajo fuera del hogar. Fuente: Ministerio de Educación.

Con mirada optimista y tal vez en busca del ejemplo, en el análisis que hace el Ministerio destacan 4500 escuelas primarias y secundarias en todo el país ubicadas en los territorios más vulnerables y que lograron “romper las barreras del contexto” con resultados que superan la media nacional.

Desempeño de los alumnos en Aprender 2017 según contexto social. Fuente: Ministerio de Educación.
Desempeño de los alumnos en Aprender 2017 según contexto social. Fuente: Ministerio de Educación.

Más allá de las excepciones, la correlación entre posibilidades materiales y nivel de conocimientos adquiridos le pone números a una evidente brecha de oportunidades que la escuela debería contribuir a achicar.