Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Anuncian esta semana crédito puente bancario por unos u$s 5000 millones

Será a un año de plazo y la tasa rondará el 7%. El BCRA, sin urgencias por el fondeo, pugnó para bajar su costo. Es para sumar reservas hasta volver al mercado y a organismos de crédito

El Banco Central sumará reservas y pondrá como garantía títulos de deuda

El Banco Central sumará reservas y pondrá como garantía títulos de deuda

El Banco Central y un grupo de entidades financieras privadas tiene prácticamente acordado el crédito puente por unos u$s 5000 millones que engrosarán las reservas de la entidad monetaria, confirmaron ayer fuentes del sector financiero a este diario.

Como informó El Cronista el jueves 21, la semana pasada habían quedado salvadas las principales diferencias entre la entidad que preside Federico Sturzenegger y el pool de bancos que aportarán el crédito, que tendrá un año de plazo y una tasa de mercado, de alrededor de 7% anual en dólares.

Ayer las partes trabajaban en aspectos legales del acuerdo, que deberá ser rubricado por el director del Banco Central. Éste se reunirá el jueves, pero podría adelantar su sesión de ser necesario.

Diez días atrás, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, dijo a corresponsales extranjeros que el crédito puente entre bancos y la autoridad monetaria estaba encaminado y se resolvería en cuestión de días. El viaje de Prat-Gay y Sturzenegger a Davos demoró el anuncio.

El BCRA, por otra parte, consideró que no está urgido para conseguir ese financiamiento y pidió a los bancos mejorar las condiciones. La administración de Mauricio Macri juzgó que, como la salida del cepo cambiario fue menos traumática que lo esperado -con un pico de inflación, pero sin salida de depósitos ni corrida al dólar- los entre u$s 8000 y 10.000 millones solicitados en un comienzo podían reducirse a entre u$s 4000 y 6000 millones. De hecho, las reservas subieron desde la salida del cepo casi u$s 1000 millones y ayer cerraron en u$s 25.389 millones.

El cambio de condiciones por parte de la autoridad monetaria hizo que bancos del extranjero abandonaran las negociaciones -entre ellos, Goldman Sachs-, y sólo quedaron en pie las entidades con presencia en el país (o intereses en ser colocadores de bonos): HSBC, Deutsche, JP Morgan, Santander, Citi y Francés.

El préstamo tendrá la forma de un repo. El Banco Central colocará en garantía títulos Bonar 22, 25 y 27, bonos que recibió a cambio de las Letras Intransferibles que tenía en su poder al haber financiado al Tesoro para el pago de deuda externa durante el kirchnerismo.

La intención del Ejecutivo es que el crédito puente fortalezca las reservas del Banco Central en el corto plazo, a la espera de fondos de organismos multilaterales para proyectos de infraestructura y de financiamiento más barato en el mercado, que llegaría si las negociaciones con los fondos buitre terminan en un acuerdo. Según el diario La Nación, el préstamo podría precancelarse a los seis meses de plazo.

El crédito, inicialmente gestionado por el secretario de Finanzas, Luis Caputo, pasó a la órbita del Banco Central para evitar eventuales embargos por parte de los fondos buitre. Fallos de la justicia de estados unidos dictaminaron que las reservas no pueden bloquearse.

Este fondeo se sumaría al swap con el Banco del Pueblo chino. El crédito, originalmente en yuanes por el equivalente a u$s 11.000 millones, se agotó durante la gestión de Alejandro Vanoli al frente del Banco Central y la nueva administración pasó una parte a dólares.