Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Antes de viajar, hubo una cumbre con Lorenzetti para limar asperezas

Antes de viajar a Davos, el presidente Mauricio Macri recibió al titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, formalmente para analizar dos de los temas de mayor urgencia en la Justicia: los juzgados vacantes ocupados por subrogantes y la transferencia de las escuchas telefónicas a la órbita del máximo tribunal del país. Sin embargo, el encuentro sirvió también para atenuar las tensiones que se generaron luego de que la diputada y aliada política del Gobierno Elisa Carrió, acusara en la Justicia a Lorenzetti por enriquecimiento ilícito.
Si bien no se precisó si en la agenda estuvo la situación de los dos juristas designados "en comisión" en la Corte mediante sendos decretos presidenciales, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, se trató del segundo encuentro seguido entre funcionarios del Ejecutivo y Lorenzetti, que se reintegró al cargo después de pasar la primera quincena del mes de vacaciones. El lunes, el ministro de Justicia Germán Garavano visitó a Lorenzetti, mientras que ayer también formó parte de la reunión entre los titulares del Poder Ejecutivo y el Poder Judicial.
Macri y Lorenzetti habían acordado postergar la jura de ambos juristas hasta febrero próximo, pero el lunes se conoció un fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal que advirtió que los decretos de designación están vigentes y, en consecuencia, es necesario un fallo sobre su constitucionalidad. En la Corte consideran que lo más adecuado es esperar que se cumpla todo el procedimiento para que las designaciones sean definitivas, y no "en comisión". Creen que la aprobación del Senado de los nuevos miembros del máximo tribunal no debería ser más allá de mayo.
En relación al traspaso de la oficina de escuchas, la Dicom, Lorenzetti habría planteado a Garavano las complicaciones para hacerse cargo del área en el corto plazo y también los inconvenientes que pueden sobrevenir ante el próximo vencimiento de subrogancias. La Dicom, cabe recordar, se encuentra bajo la órbita del Ministerio Público Fiscal que encabeza Alejandra Gils Carbó, duramente cuestionada por el macrismo. La Corte debería asumir su control el 15 de febrero, pero fuentes del sector aseguran que el traslado es engorroso y que puede demorar más tiempo.