Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Antes de la unificación sindical, Macri anunció un millonario reintegro a las obras sociales

En el acto acompañaron al Presidente varios sindicalistas como Caló y Martínez que hablaron de "reparación". Moyano estuvo ausente

Con Macri, en el Salón Blanco, estuvieron Gerardo Martínez, Antonio Caló y Andrés Rodríguez, entre otros

Con Macri, en el Salón Blanco, estuvieron Gerardo Martínez, Antonio Caló y Andrés Rodríguez, entre otros

A tres días del plenario que definirá la unificación de la CGT, Mauricio Macri anunció una reforma en el sistema de salud que incluye el pago de una "deuda histórica" de casi $ 30 mil millones a las obras sociales sindicales.

El mandatario encabezó un acto en el Salón Blanco, frente a líderes gremiales peronistas, que integraron la CGT oficial durante el kirchnerismo, como Gerardo Martínez (UOCRA), Antonio Caló (UOM) y Andrés Rodríguez (UPCN), entre otros. En ese marco, el Gobierno mostró a figuras como el jefe de Gabinete, Marcos Peña y la gobernadora María Eugenia Vidal.

De entrada Macri apuntó al kirchnerismo elípticamente. Fue cuando habló de la deuda con las obras sociales. Macri recordó que "mucho se ha hablado de este tema en gobiernos anteriores, pero todo quedó en palabras y no se cumplió, como en tantas otras cosas". En su discurso, el Presidente también lanzó un guiño a los gremialistas y volvió a citar a Juan Domingo Perón cuando planteó que "la estrella polar tiene que ser la productividad".

Tras los distintos gestos, el Presidente lanzó el "Plan Universal de Salud". El titular del sindicato de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri, resaltó "la transferencia de $ 2704 millones para pagar 100 mil expedientes adeudados" de la ex Administración de Programas Especiales (APE). El dirigente gremial, cercano al titular de la Superintendencia de Servicios de Salud, definió el anuncio como "una reparación histórica para el movimiento obrero".

El Presidente anunció que $ 8000 millones serán destinados a financiar el fortalecimiento de los hospitales públicos. A su vez anunció que destinará
$ 4500 millones a la conformación del Fondo de Emergencia y Asistencia de los agentes del seguro de salud.

El remanente de poco más de $ 14.000 millones será colocado en bonos en pesos (Bonar 20) con amortización integral a su vencimiento, que permanecerán en custodia en el Banco Nación a nombre de la Superintendencia de Servicios de Salud. Los intereses de esos bonos serán integrados al Fondo Solidario de Redistribución volviendo de tal forma al sistema de salud para el pago de prestaciones.

"El impacto fue muy positivo; es un alivio al sistema de salud", comentó Gerardo Martínez. Pero el líder del gremio de la construcción también mantuvo distancia de la Casa Rosada, a tres días del plenario de la CGT, en el que se prevé que habrá varios reclamos: "El anuncio no nos confunde con la realidad productiva y socio económica que es de alto riesgo; la obra pública se anuncia pero no arranca".

Por su parte, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, celebró el "triunfo del diálogo". Tras el anuncio, en el Gobierno creen que la CGT unida no debutará con medidas de fuerza el 22 de agosto. Sin embargo, tomaron nota de algunas ausencias como las de Hugo Moyano (Ca mioneros) y Luis Barrrionuevo (Gastronómicos).