Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Ante reclamos por "atraso cambiario", Dujovne dijo que la economía puede funcionar con un dólar a $ 16

Señaló que el tipo de cambio ganó competitividad con la devaluación y con la quita de retenciones. Aún así, planteó trabajar sobre una agenda más amplia

Dujovne atribuyó la baja del dólar a que "la gente quiere más pesos" y a las inversiones

Dujovne atribuyó la baja del dólar a que

En un contexto de fuertes reclamos de los industriales por el atraso cambiario, acentuado la semana pasada a partir de la baja nominal del dólar, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, afirmó que con la cotización actual ($ 15,80) de la divisa "la economía puede trabajar adecuadamente".

"Si se ajusta por inflación, es más competitivo que el que recibió el presidente (Mauricio) Macri cuando asumió", sostuvo Dujovne. De todas maneras, el ministro enfatizó que todos los días buscan "mejorar la competitividad".

El valor del dólar se encuentra casi en el mismo nivel que un año atrás. A fines de febrero pasado, cotizaba a $ 15,86, pero el 2016 cerró con una inflación del 41%, según los registros porteños. La buena noticia, en el marco de esta pérdida de competitividad por el tipo de cambio, es que la moneda brasileña (el país vecino es el principal socio comercial de la Argentina) también se apreció frente al dólar más de 20%.

Aún así, y pese a que advierten que el tipo de cambio es una de muchas variables que hacen a la competitividad, los sectores industriales cuestionan el atraso cambiario y le adjudican parte de los males que sufren. Algunos porque no pueden exportar –la Argentina está cara en dólares y no compite con los productos del resto del mundo– y otros, los que se concentran en el mercado interno, porque un dólar barato favorece mucho más la importación, con la que varios sectores no pueden competir por los altos costos locales.

Los textiles o la industria del calzado, por ejemplo, se declararon en situación de emergencia por la fuerte caída de las ventas y la necesidad de cerrar plantas y despedir trabajadores. En el caso del calzado, el presidente de la cámara sectorial, Alberto Sellaro, calificó la situación de la industria como "crítica" y afirmó que ya se perdieron 4000 puestos de trabajo. En este rubro, las importaciones crecieron 22% en 2016 y los industriales fabricaron 11,2% menos de pares.

En declaraciones radiales, Dujovne indicó que la evolución del dólar es algo que desde el Gobierno miran permanentemente, pero que "en el último año y medio, la competitividad mejoró mucho a partir del aumento del aumento del tipo de cambio (en referencia a la devaluación del 60% de comienzos de la gestión) y de la eliminación de las retenciones a las exportaciones de distintos sectores, que significa una mejora adicional de 10%".

Es cierto que muchas economías regionales recuperaron competitividad y cerraron el 2016 algo mejor que el año anterior, pero la fuerte suba de costos hizo licuar parte de este beneficio, sumado a que el mercado mundial está retraído.

Pese a las mejoras mencionadas, el titular de la cartera de Hacienda admitió que "en el mediano y largo plazo, la Argentina tiene que encarar una agenda de competitividad muy importante, en la que hay que mejorar los costos asociados a la infraestructura, los del capital y los laborales que no sean salarios". "Es toda una agenda que se empieza a ver una vez que baja la inflación y cuando los problemas más acuciantes que teníamos, como el cepo o las expropiaciones, desaparecieron", añadió.

Sobre ese punto, hay estricta coincidencia entre el Gobierno y los empresarios. Pese a algunas excepciones, los industriales ya no mencionan la necesidad de corregir la competitividad exclusivamente vía cambiaria porque conocen los efectos inmediatos de lo que se denomina "pass through", es decir, el traspaso a precios de la devaluación. De hecho, ocurrió el año pasado, aun cuando los funcionarios de Hacienda aseguraban que no ocurriría porque –argumentaban– los precios de los bienes ya estaban ajustados al tipo de cambio paralelo.

Consultado sobre las causas que llevaron a la baja del dólar en las últimas semanas, Dujovne lo atribuyó a que "la gente quiere más pesos" y también "porque en la Argentina están ingresando más inversiones". "Tenemos que empezar a concentrarnos en mirar el peso, y la relación entre el peso y la inflación. Por eso, el Banco Central hoy fija tasas de interés más altas que la inflación, para que no se licúe el poder adquisitivo del peso. En esa lucha antiinflacionaria que tiene el Central y en ese cambio cultural que está impulsando para que la gente empiece a ahorrar en pesos, gana atractivo y valor frente al dólar", explicó.

Más notas de tu interés

Comentarios4
Gabriel Mochen
Gabriel Mochen 25/02/2017 12:54:27

Melconian decia que el dolar es un bien mas. Que pasa entonces que no aumenta con la inflacion. cuando no mentia?

josebarriorf Barrio
josebarriorf Barrio 24/02/2017 07:32:08

El dólar, como mercadería no perecedera de mucho valor, depende de la cantidad de pesos en circulación.Sturzenegger con las Lebacs tiene retenidos tantos como hay en poder del público. Cuando los devuelva, se van al dólar y el dólar se va a 32 pesos.

Ramon Santos Insua
Ramon Santos Insua 24/02/2017 05:10:57

Señor Dujovne, quiere reconvertir a la industria en un año?. lo que lograra en transformarla en importadores. La gran mayoria de la actividad industrial se ha desarrollado con años de proteccion arancelaria , subsidios fiscales y monetarios.....o NO?

Jose Mandolesi
Jose Mandolesi 24/02/2017 04:01:57

Lo que no dice es que el atraso es hijo del déficit y es este el que va subsanado hoy, no en 5 años........ Fuera ñoquis!