Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Ante el Senado, Peña anticipó "una fuerte baja de la inflación"

Tras su paso por Diputados, brindó el primer informe de gestión en la Cámara alta. Discutió con legisladores opositores que compararon al Gobierno con la Alianza

Ante el Senado, Peña anticipó

El jefe de Gabinete Marcos Peña afrontó ayer su primer informe del año en el Senado de la Nación, en un encuentro en el que confrontó con legisladores del Frente para la Victoria y el PJ y aseguró estar "convencido de que Argentina va a crecer durante 2017 y salir de la situación de estancamiento".

Con menos asistencia en el número de asesores ministeriales de los que contó cuando en marzo concurrió a Diputados, y también en cuanto a la cantidad de legisladores presentes, en el Senado Peña expuso lo que considera son las expectativas favorables del gobierno para los próximos meses.

El informe de Marcos Peña –visiblemente resfriado– fue seguido de cerca por los vicejefes de su jefatura, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui; la secretaria de Coordinación Parlamentaria, Paula Bertol; los secretarios de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y de Comunicación Pública, Jorge Grecco; el titular del Plan Belgrano, José Cano; y el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi.

El funcionario se centró en resaltar que el mayor desafío de la administración de Mauricio Macri para los próximos meses será la reducción del déficit fiscal, al tiempo que reconoció que "hay sectores productivos con más complicaciones que otros como las Pymes" y anticipó una "fuerte baja en la inflación" al ratificar las metas estimadas en entre 12 y 17% para este año, de 8 a 12% para 2018 y de 5% para 2019.

Peña reclamó "separar la paja del trigo" al advertir que "no todo cierre o despido" en empresas se produce "por razones macroeconómicas" sino que se debe comprender que "puede haber casos de mala praxis empresarial" que no tienen que ver con una responsabilidad en la política económica oficial. "Sabíamos que la transición económica iba a llevar a una etapa más compleja y compartimos la preocupación", expresó pero remarcó que los indicadores "comenzaron a cambiar en cuanto a empleo y datos de inflación". Además, afirmó que se busca "fortalecer la inversión y exportaciones para generar un desarrollo sustentable" y pronosticó que este año "mejora la expectativa de consumo".

El jefe de Gabinete se cruzó en varias oportunidades con dirigentes del FPV, como Juan Manuel Abal Medina y del PJ, como el formoseño José Mayans, quien pronosticó que el Gobierno puede tener el mismo final que la Alianza en 2001. Peña lamentó "el tono de amenaza sobre que vamos a terminar peor que la Alianza" y le pidió a Mayans "que lo evite". Además, agregó: "Tenemos la obligación de no repetir los fracasos del pasado. La discusión se tiene que dar en los ámbitos institucionales y hay que trabajar en eso".

Finalmente, Peña se refirió a la crisis venezolana, solicitando a los senadores la misma solidaridad que "Venezuela tuvo con la Argentina en momentos dictatoriales". Esa frase generó murmullos en el Congreso por dar a entender que el gobierno de Nicolás Maduro representa un regímen como el que prevaleció a finales de la década del 70 en la Argentina. En las marchas de las últimas semanas, hubo más de 20 muertos en Venezuela.