Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Alicia Kirchner suspendió 24 contratos de obras públicas a empresas de Lázaro Báez

Tras las denuncias por corrupción que apuntan contra el empresario patagónico, la gobernadora le retiró la totalidad de las obras a su holding. Buscará re licitarlas en el corto plazo, según publicó Clarín.

Lazaro_Baez

Lazaro_Baez

El romance que hubo durante 12 años entre el kirchnerismo y uno de sus empresarios predilectos se acerca a su fin.

Tras las denuncias por corrupción que apuntan contra la familia Báez, Alicia Kirchner, gobernadora de Santa Cruz, decidió suspender los 24 contratos que la Provincia había firmado con las empresas del empresario patagónico.

En medio de un intenso conflicto con el gremio de la construcción, que reclama pagos atrasados y la reactivación de obras públicas financiadas por el gobierno nacional, el gobierno provincial le retiró la totalidad de las obras al holding de Báez y busca re licitarlas en el corto plazo.

Así lo reveló el diario Clarín en su edición de hoy. "Se le retiraron todas las obras en acuerdo con Vialidad Nacional. No le quedó ninguna le quitamos absolutamente todo", indicó un ministro de la Provincia al matutino.

Ante el avance de las investigaciones judiciales, por supuestas maniobras de lavado de dinero contra el empresario por los videos registrados en La Rosadita, el kirchnerismo intentó despegarse del empresario.

En diálogo con radio Vorterix, Alicia Kirchner dijo la semana pasada que su familia "jamás" fue socia de Báez y criticó con dureza la actuación de sus empresas en su provincia. De hecho, en una de sus primeras visitas a la Casa Rosada, la gobernadora había solicitado a la nueva gestión que “por favor” le retiren las obras al empresario K.

Por su parte, Lázaro Báez rompió el silencio. Ayer, en tono de advertencia, le reclamó a la gobernadora que "no pierda la memoria" luego de que ella negara vínculos con su familia y el contratista de obra pública. "El silencio es salud", agregó.