U$D

JUEVES 25/04/2019

Alfonsín: "El candidato de la UCR no puede ser el mismo que el del PRO"

El dirigente radical hizo cuestionamientos al desempeño de su propio partido durante los últimos tres años, e insistió con que Macri no es el postulante natural de Cambiemos

Alfonsín muestra diferencias con la estrategia de aliarse al PRO

Alfonsín muestra diferencias con la estrategia de aliarse al PRO

El referente de la UCR Ricardo Alfonsín concedió una entrevista a El Cronista en la que evaluó como "negativo" al desempeño de su partido, y aseguró que actuó como una "herramienta electoral", dejando de lado la pasión en la defensa de las ideas.

Alfonsín, quien ya le adelantó a este medio que no será candidato a nada, explicó por qué el presidente Mauricio Macri no es el candidato natural de Cambiemos y dio su visión sobre una posible candidatura del ex ministro de Economía, Roberto Lavagna.

- ¿Cuál es su balance sobre el desempeño de la UCR en estos tres años?

- Malo, negativo. No hicimos lo que íbamos a hacer. Actuamos más como herramienta electoral que como conjunto de ideas y principios. Actuamos más preocupados y poniendo mucha pasión en la lucha por los cargos y las listas, y ninguna pasión por la defensa de las ideas, que deberían traducirse en iniciativas y que podrían haber evitado errores del Gobierno. También, hay que discutir el proyecto de país que quiere la UCR antes de definir la política de la alianza, ¿o lo único que importa es lo electoral?

- Considera que Macri no es el candidato natural, ¿por qué?

- Porque no puede haber un candidato natural en un frente que reúne fuerzas que piensan distinto. El candidato de la UCR no puede ser nunca el candidato natural del PR0, y viceversa. De hecho, en el 2015 compitieron un candidato radical, que fue Ernesto Sanz, contra un candidato del PRO y uno del ARI. Y si Macri es presidente no es que haya sido candidato a presidente por Cambiemos por ser el candidato natural, sino porque ganó las PASO. Creo que hoy, la UCR, podría ganar las PASO. Y eso le aseguraría, eventualmente, más chance de ganar las elecciones generales.

- Y cuando usted plantea esto, ¿qué le dicen en el radicalismo?

- [Risas] Eso es lo que tiene que discutir la Convención. Si me preguntás si hoy son mayoría los que creen que el partido tiene que tener candidato propio, o son minoría, te diría que son mayoría los que creen que el partido debe tener candidato propio. Si me lo hubieras preguntado en 2017, ni bien terminaron las elecciones, te hubiera dicho lo contrario. Creo que además de razones que tienen que ver con que hay quienes creen que la UCR debe recuperar su razón de ser, su sentido, su significado, piensan que sería más fácil para Cambiemos ganar las elecciones este año si tuviera como candidato a presidente un hombre o mujer de un partido que piensa distinto al PRO. Es decir, si Cambiemos tuviera un candidato a presidente que, en el caso de ganar las PASO, no haría las mismas cosas que hizo el PRO.

- ¿Imagina al PRO accediendo a una interna?

- No sé. Te voy a decir una cosa y voy a usar una expresión que no es mía. Según las PASO, es el electorado el que debe decidir, si hay aspiraciones concurrentes, quiénes son los candidatos de cada partido en la fuerza. Hay algunos en el PRO, incluso en el radicalismo, que prefieren reemplazar al electorado por el "selectorado". Es decir, seleccionan los candidatos, cuatro o cinco dirigentes, según su criterio entre cuatro paredes. Yo creo que lo que conviene es que se permitan, y está la ley de las internas abiertas. Que sea el electorado, la ciudadanía, y no el selectorado el que selecciona a los candidatos del frente.

- ¿Cómo ve a Roberto Lavagna como candidato a presidente?

- Uno de los problemas que tenemos en la Argentina tiene que ver con el deterioro de la calidad de la política. Y algunas razones se vinculan a la pérdida de calidad en la dirigencia política. Creo que Lavagna le podría aportar calidad a la política. No solo sabe mucho de economía, sino que tiene una visión política acerca de lo que debe hacerse con el país, creo que es un hombre muy respetado, muy considerado, y que podría aportar confianza a partir de esa calidad que supone Lavagna. Así como el radicalismo le podría aportar, con candidatos e ideas propias, calidad a la competencia electoral. Esa debería ser una preocupación de los dirigentes: que los candidatos de su partido le aporten calidad y sean los mejores, también deberíamos preocuparnos porque pase lo mismo en la oposición.

- ¿Y esto aplica para Lavagna?

- Creo que Roberto Lavagna podría darnos a todos tranquilidad respecto de la posibilidad de aportar calidad al sistema político en la Argentina.