Alberto tildó de "miserables" a los líderes de Juntos por el Cambio por la muerte de Fabián Gutiérrez

Consideró "canallesco" que la UCR, el PRO y la CC sugirieran que la muerte del exsecretario de Cristina Kirchner, Fabián Gutiérrez, hallado sin vida el sábado, buscara frenar la Causa de los Cuadernos. Bullrich le retrucó en redes sociales.

Lejos de la compostura que se esfuerza por mantener en público, el presidente Alberto Fernández fustigó contra los dirigentes del PRO, la Unión Cívica Radical (UCR) y la Coalición Cívica (CC) que el sábado, apenas conocido el asesinato de Fabián Gutiérrez, exsecretario de Cristina Kirchner e imputado como partícipe de maniobras ilícitas en la llamada Causa de los Cuadernos, dejaron entrever que el crimen podía tener un móvil político y urgieron para que esta investigación pase a la Justicia federal.

Fernández acusó a la dirigencia de Juntos por el Cambio (JxC) de mostrar "una actitud miserable, difícil de entender", y a su vez interpretó que la exministra Patricia Bullrich y los diputados Alfredo Cornejo y Maximiliano Ferraro, presidentes de los partidos de la coalición, procurar hacer un uso político del deceso de quien fuera funcionario de extrema confianza de la actual vicepresidenta entre 2003 y 2010, hallado sin vida en El Calafate.

"Todos queremos qué pasó con Fabián Gutiérrez, quién lo mató y cuáles fueron los móviles, pero apenas insinuar que eso pudiera haber sucedido por la Causa de los Cuadernos es una actitud miserable que es difícil de entender", señaló el mandatario el domingo por la mañana, en una comunicación telefónica transmitida por FM Milenium.

"Que los presidentes del PRO, la UCR y la Coalición Cívica se animen a firmar un documento sembrando dudas sobre las razones de la muerte de Gutiérrez es realmente canallesco, más aún cuando la sociedad está sensibilizada por la pandemia", abonó el presidente, que en Twitter compartió el mensaje de militantes de su espacio que le pedían ser "menos crédulo y tibio" y, por el contrario, "más incisivo". Ese retuit fue más tarde eliminado.

Fernández también pidió "no dejarnos llevar por los odiadores de siempre" y dirigentes que "odian y no gobiernan", sino que "escriben en Twitter y sacan comunicados". Inmediatamente otros minitros se subieron a la batalla por desarticular el comunicado de JxC, que estrictamente llamaba a impedir que la causa continúe en manos del juez de instrucción Carlos Narvarte y la fiscal Natalia Mercado, hija de la gobernadora de Santa Cruz Alicia Kirchner, y sobrina de Cristina.

La reacción del presidente continuó con declaraciones de otros dirigentes del espacio que denostaron la actitud de la principal fuerza de la oposición. El canciller Felipe Solá les demandó "la responsabilidad que no tuvieron para gobernar", en tanto el legislador porteño y asesor presidencial, Leandro Santoro, habló de una "canallesca opereta" de "tres oportunistas en busca de notoriedad".

Formalmente, el Partido Justicialista habló de un "lamentable montaje" que da cuenta de "cómo un grupo de carroñeros están al acecho buscando desestabilizar al Gobierno", en tanto la estructura bonaerense del PJ condenó "la incultura del agravio".

Aludida por las intervenciones mediáticas, Bullrich retrucó que JxC "no hace hipótesis sobre el crimen" y le endilgó al presidente haber sido "uno de los primeros en vincular a nuestro gobierno con la desaparición de (Santiago) Maldonado", a lo que agregó: "Si digo que su actitud fue canallesca, me quedo corta".

Le recuerdo que Ud. fue uno de los primeros en vincular a nuestro gobierno con la desaparición de Maldonado. No tuvo el menor empacho en decir que había sido un crimen de Estado. Si digo que su actitud fue canallesca me quedo corta...

— Patricia Bullrich (@PatoBullrich) July 5, 2020
Tags relacionados

Más de Economía y Política