Alberto no permitirá patios y terrazas en bares de la Ciudad y tensa la relación con Larreta

A través del Boletín Oficial dejó en claro que sólo podrán atender con mesas al aire libre, sin habilitar espacios interiores. En el gobierno porteño lo leyeron como "una decisión política". Mientras, Trotta y Acuña negocian la reapertura de escuelas para habilitar espacios digitales.

De manera subterránea, el Gobierno Nacional renovó la tensión con la Ciudad de Buenos Aires, en una semana donde los embates contra Horacio Rodríguez Larreta llegaron también desde la vicepresidente Cristina Kirchner. Hoy, a través de una decisión administrativa publicada en el Boletín Oficial, le puso un freno alcance del permiso para que bares y restaurantes porteños puedan ofrecer servicio al aire libre.

El texto, con firma del jefe de Gabinete Santiago Cafiero, indica que se exceptúa de la prohibición de operar en el marco de la pandemia “a la actividad gastronómica al aire libre, exclusivamente en vereda, calzada u otros sectores del espacio público, sin el uso de espacios o salones interiores, patios interiores, terrazas jardines o similares, a desarrollarse en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires .

Además, precisa que solo podrán operar los comercios que cuenten “con habilitación para funcionar al aire libre, en vereda, calzada u otros sectores del espacio público otorgada por la autoridad correspondiente de la jurisdicción con anterioridad al dictado de la presente decisión administrativa . Este punto, cancela la convocatoria lanzada en los últimos días por la Ciudad para que los locales que no tenían el permiso lo comiencen a tramitar.

En diálogo con El Cronista, el presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes y Confiterías porteña, Ariel Amoroso, precisó que si bien “comprenden que no puedan habilitar los salones interiores, pero pidió que se les permita trabajar en patios y terrazas porque, evalúan “es más seguro que en las veredas . Según indico, en la Ciudad existen 10.000 locales gastronómicos de los cuales podrán operar menos de 2000 con el límite impuesto por Nación.   

En el gobierno porteño recibieron la decisión con sorpresa y la calificaron de “decisión política . El viernes pasado, al anunciarse las habilitaciones que había aprobado Alberto Fernández, se indicaba que sería solo para atender en la vía pública; el lunes, con bombos y platillos, el Ministro de Desarrollo Económico de la Ciudad José Luis Giusti confirmó que también se incluían las terrazas y patios de aquellos locales que las tuvieran. Hoy, la formalización del permiso, puso frenos a los festejos porteños.

 

Fernández y Rodríguez Larreta se vieron por última vez el lunes, durante el anuncio por el canje de deuda.

A la par, el Ministerio de Educación Nacional y de la Ciudad de Buenos Aires agregaron otro capítulo a la disputa abierta en torno a los espacios digitales en escuelas porteñas. El gobierno porteño busca el permiso para que los alumnos de establecimientos públicos que no tengan conectividad o computadoras puedan acceder a las herramientas, por turno, y por un lapso de dos horas, en  las escuelas. Sostienen que no se trata de un retorno de clases presenciales, ya que los niños deberán trabajar de manera autónoma a partir de material que previamente le envíen sus docentes.

El ministro Nicolás Trotta convocó este mediodía por segunda vez a Soledad Acuña para continuar las negociaciones luego del rechazo del primer protocolo. Le ofreció 6500 computadoras para los alumnos que la Ciudad identificó que abandonaron la escuela desde que comenzó la pandemia, y “contención psicosocial  a partir del trabajo con el Ministerio de Desarrollo Social, la UBA, el Enacom y el portal educativo EducarSE.

Me reuní con @Soledad_Acunia para proponerle a la Ciudad de Buenos Aires la implementación conjunta de medidas socioeducativas y soluciones de conectividad para no poner en riesgo la salud de la comunidad educativa. pic.twitter.com/9HH4iYtFI5

— Nicolás Trotta (@trottanico) September 3, 2020

La ministra, por su parte, consiguió que se continúe evaluando el protocolo corregido y sumar autoridades del área de salud de ambas jurisdicciones a las conversaciones. En el gobierno porteño afirman que la negativa de Trotta no estuvo argumentada con evidencia sanitaria. “Pedimos que se sume gente de Salud para ir haciendo un seguimiento y en base a datos concretos de la realidad ir tomando las decisiones a futuro , confiaron a El Cronista. Rodríguez Larreta le dio el mandato a Acuña de que vaya a fondo con el tema.

En el gobierno porteño evalúan que la situación de los 6500 chicos que perdieron contacto con al escuela no se debe solo a problemas de conectividad o falta de computadoras. Según precisó la cartera educativa porteña, ya se han podido contactaron con más de 2500 alumnos, de un total de 6500, que abandonaron la escuela. “Solo un 31% explicó que el alejamiento fue por falta de dispositivos o herramientas de trabajo. A estos se les entregó o está en proceso de trámite, una computadora. El resto manifestó no poder realizar las tareas por falta de información o motivos institucionales , indicaron.

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Compartí tus comentarios