Alberto evita polemizar con el campo, pero avisa que no hay margen para revisar las retenciones

Sorprendido por el paro decretado por las entidades rurales, el Presidente dejó entrever que da por terminada la negociación por las alícuotas de los derechos de exportación.

El paro de cuatro días anunciado por la mesa de enlace, que agrupa a las principales entidades de productores rurales, no movió en lo más mínimo la definición del presidente Alberto Fernández de elevar las retenciones a la soja y otros subproductos de la oleaginosa, que subieron del 30 al 33% mediante un decreto publicado este jueves en el Boletín Oficial.

Aunque molesto con la medida adoptada, que representa el primer paro contra su gobierno de parte de las entidades agropecuarias, Fernández evitó montar públicamente en cólera contra las disposiciones que desde la semana pasada conversaba su ministro de Agricultura, Luis Basterra, con los representantes del sector.

En el entorno del mandatario dejaron entrever que la medida del campo "da por terminada toda negociación" y sugirieron que solo se activó una de las potestades que el Congreso otorgó al Ejecutivo al sancionar en diciembre la Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva.

"Damos por terminado el tema; el Presidente solo hizo lo que el Congreso le facultó", señaló un secretario de confianza a este diario.

El jefe de Estado se enteró de la medida de protesta, que se pondrá en marcha en el inicio del lunes 9, cuando regresaba de Pilar, adonde asistió a media tarde a una misa en memoria del ex procurador general Esteban Righi, a un año de su fallecimiento.

El Presidente también se diferenció de otros dirigentes del Frente de Todos que se desquitaron con el campo.

Es el caso del senador Oscar Parrilli, quien dijo a AM 750 que "era de esperar que (la mesa de enlace) empezara a boicotear al gobierno de Alberto".

El legislador agregó: "Son insaciables: se llenaron de plata teniendo sus dineros afuera, y son responsables del desastre económico en el que hoy está el país, la deuda y la fuga de capitales, y solo pelean por mantener sus privilegios".

Tags relacionados