Alberto Fernández: “En medio de semejante crisis logramos que no haya argentinos con hambre

Así lo afirmó el mandatario durante el cierre de la 26ta. Conferencia Industrial de la UIA, donde también aseguró que "no se sale de la pobreza con planes" del Estado, sino "con empresarios que inviertan y generen empleos". 

El presidente Alberto Fernández sostuvo el último jueves que "en medio de semejante crisis" se lograron dos cosas: "que no haya argentinos con hambre" y que nadie se haya quedado sin atención sanitaria.

No obstante, horas antes de su discurso se conoció que entre julio y octubre 34,9% de los hogares y 44,2% de las personas se encontraban bajo la línea de la pobreza, y 7,3% de los hogares y 10,1% de las personas eran indigentes, los porcentajes más altos de la década, según los datos que se desprendieron de la Encuesta de la Deuda Social Argentina (EDSA).

En el cierre de la 26ta. Conferencia Industrial de la Unión Industrial Argentina (UIA) para debatir los ejes de una agenda federal para la recuperación y el crecimiento, Fernández aseguró que su Gobierno fue "capaz" de "capear el temporal" de la pandemia y resaltó que a lo largo del año pudo "reconstruirse un entramado social que estaba absolutamente quebrado y lastimado".

 

"Seremos recordados por la historia como la generación de la pandemia", destacó Fernández, y reflexionó: "Si somos conscientes de la dimensión histórica de lo que nos toca vivir, seguro podremos decir que hemos sido capaces de capear el temporal bastante bien".

"A veces perdemos la noción de lo que nos ha tocado vivir en una pandemia, algo que no vio la generación que nos precedió y seguramente tampoco verá la próxima", reseñó en el encuentro que se hizo en Quilmes, donde además advirtió que "el riesgo que se avecina es no crecer, no desarrollarnos luego de la pandemia".

Posteriormente, el jefe de Estado llamó a construir "una nueva normalidad" y a "salir de la pobreza, no con planes sino con empresarios que inviertan y generen empleos", con un "Estado que va a estar presente para que se arriesguen".

Alberto Fernández apuntó que entre 2016 y 2019, durante el Gobierno de Mauricio Macri, el país sufrió la "caída industrial más enorme que la historia argentina recuerda", a contramano de "un mundo que crecía". 

 

Asimismo, indicó que ante la irrupción de la pandemia el país estaba "sin hospitales ni camas de terapia intensiva, y el virus nos corría". Sin embargo, resaltó: "En medio de semejante crisis, logramos dos cosas: que no haya argentinos con hambre y que no haya un argentino que no haya recibido la atención sanitaria que requirió".

"En este tiempo donde la curva de contagios empieza a a bajar y la vacuna está cercana, quiero que todos estemos orgullosos de lo que fuimos capaces de hacer", convocó.

"Logramos dos cosas: que no haya argentinos con hambre y que no haya un argentino que no haya recibido la atención sanitaria que requirió"

Tras destacar la colaboración conjunta entre "trabajadores, empresarios y el Estado", el mandatario destacó que "por primera vez en muchos años, la recaudación está por encima de la inflación, la construcción empieza a movilizarse y la industria toda se está moviendo", y ejemplificó que "la industria automotriz creció en noviembre un 20 por ciento respecto a igual mes del año anterior".

En esa línea, llamó a los empresarios a pensar si la opción es que Argentina "se mueva para repetir historias" o si, por el contrario, "este es un momento fundacional para hacer otro país". "Ahora que las cosas parecen empezar a tomar otro rumbo, que es lo que empezamos a trabajar en todo este tiempo, hay que llevar a la Argentina para otro lado, esta es la ocasión", añadió.

"Si nos ponemos de acuerdo para trabajar juntos vemos lo capaces que somos de hacer", indicó Fernández, y consideró que el país "tiene que volver al mejor de los capitalismos: ese que se preocupaba por invertir, arriesgar, producir, dar empleo y ganar, todo esto mejorando la distribución del ingreso".

El Presidente sostuvo que "la industria toda se está moviendo" y convocó a que sea "un momento fundacional para hacer otro país" que no permita más el debate si Argentina es un país agropecuario o industrial porque "Argentina es un país agropecuario e industrial".

Además, subrayó la oportunidad de esos sectores de "exportar y generar recursos para que la Argentina crezca, todo esto mejorando la distribución del ingreso".

Luego, rescató una frase del ex presidente Raúl Alfonsín "cuando dijo que con la democracia 'se come, se cura y educa'". Si bien admitió que "la democracia no hizo la cosas lo suficientemente bien, porque muchos no comen, les cuesta educarse y sufren con la salud", refirió que solo "en democracia" eso se puede hacer para revertirlo.

 

También recordó palabras del ex senador y ex gobernador peronista Antonio Cafiero, abuelo del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero: "El que sueña solo, solo sueña, el que sueña con otro puede cambiar el mundo". "Soñemos juntos, cambiemos el mundo y hagamos la Argentina que nos merecemos", completó.

Acompañaron al primer mandatario Cafiero; los ministros de Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza; el presidente de la UIA, Miguel Acevedo; el vicepresidente de Asuntos Laborales e Internacionales de la central industrial, Daniel Funes de Rioja, y Agustina Schcolnik, de UIA Joven.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios