Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Al pasar “del campo la góndola”, los precios de los alimentos subieron cinco veces en marzo

Según el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el Área de Economías Regionales de CAME para una canasta de 20 productos agrícolas.

Al pasar “del campo la góndola”, los precios de los alimentos subieron cinco veces en marzo

La diferencia entre lo que paga el consumidor por los productos agrícolas y lo que recibe el productor en el campo se multiplicó por 5,6 veces en marzo, según el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el Área de Economías Regionales de CAME para una canasta de 20 alimentos agrícolas, informaron desde la entidad.

“A pesar del aumento importante que tuvieron los precios al público de muchos de los productos agrícolas en el tercer mes del año, la brecha se mantuvo sin cambios frente a febrero porque mejoraron simultáneamente los precios recibidos por el productor”, explica CAME.

De todos modos, en parte por factores estacionales y por las distorsiones propias de las cadenas de frutas y verduras, existen productos cuyas diferencias de precios siguen siendo elevadas. “Efectivamente, en marzo los productos con brecha más grande fueron el Arroz, donde la diferencia entre el precio de origen y destino fue de 11,26 veces; la Naranja, con una brecha de 10,33 veces provocada por el ajuste en los precios pagados al productor; la Manzana roja, con una diferencia de 9,74 veces; la Acelga, con una brecha de 8,86 veces; la Pera (8,42 veces) y la Frutilla (7,92 veces)”, sostiene el informe.

CAME agrega que los productos donde menos se multiplicaron los precios desde que salieron del campo fueron el Repollo, con una brecha de sólo 2,43 veces; la Lechuga, con una diferencia de 2,93 veces entre lo que paga el consumidor y lo que recibe el productor; la Mandarina, con una brecha de 3,17 veces y la Berenjena, con una brecha en marzo de 3,54 vece