Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Al PJ no le alcanzó para el dictamen pero sí para ponerle plazo a la votación

Pichetto impulsó una preferencia para que el proyecto opositor de Ganancias se trate el próximo miércoles. Hay negociación porque ningún sector tiene los votos necesarios

Pichetto y Rozas, jefes del PJ-FpV y Cambiemos, empantanados

Pichetto y Rozas, jefes del PJ-FpV y Cambiemos, empantanados

Ni el oficialismo ni la oposición tienen un panorama claro para avanzar en el Senado con el proyecto de Ganancias, donde la oposición no podría imponer la media sanción de Diputados, a pesar de varias jugadas del Frente para la Victoria (FpV) durante la tarde de ayer.

Miguel Angel Pichetto, jefe del bloque del FpV del Senado, dio inicio a la sesión a las 15.40 imponiendo una moción de preferencia para tratar el miércoles próximo en el recinto, con o sin dictamen de comisión, la media sanción opositora.

Durante la mañana, mientras los senadores esperaban reunidos en Comisión de Labor Parlamentaria a la conferencia de prensa del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el FpV hizo una movida reglamentaria para obtener otra arma de presión, pero no la logró.

Se trató de pedir el reemplazo de miembros de la Comisión de Presupuesto, para desplazar a dos de su bloque que se negaban a firmar el dictamen ratificando la media sanción.

Efectivamente, tras saber que el presidente Mauricio Macri no los recibiría (Peña dijo que no habría "reunión para la foto") Pichetto concretó la solicitud en la Secretaría Parlamentaria para reemplazar a Juan Manuel Irrazabal (Misiones) y a Carlos Espínola (Corrientes) por los peronistas de paladar negro José Alperovich (Tucumán) y José Mayans (Formosa).

Aún así, el FpV sólo logró reunir 7 firmas de las 9 que necesita para lograr dictamen de mayoría. Pero Pichetto no desespera y busca convencer al cordobés Carlos Caserio, que en teoría responde a Sergio Massa pero tiene un oído puesto en las necesidades de su provincia, y a Jaime Linares (GEN).

Por ese motivo, los peronistas decían por los pasillos: les damos tiempo hasta el próximo miércoles, en tono amenazador.

En el recinto, Pichetto explicó que el objetivo de pedir el tratamiento de la media sanción era asegurarse que el tema estuviera en agenda, aunque luego se vote la alternativa que el Gobierno logre consensuar con las provincias y los gremios.