Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Ahora habló el espía que presentó a Nisman y Lagomarsino: “Fue un asesinato”

 “Fue una operación muy grande. Es muy raro que en el mismo momento se quedaron sin cámaras el edificio y afuera en puerto Madero”, cuestionó Moro Rodríguez.

Alberto Nisman, fallecido el 18 de enero de 2015

Alberto Nisman, fallecido el 18 de enero de 2015

Después de que el ex espía de la exSIDE Jaime Stiuso hiciera pública su voz al comunicarse por teléfono para apretar en vivo al exfiscal Luis Moreno Ocampo, el que habló hoy por teléfono al aire fue Moro Rodríguez, otro exespía de la exSIDE que, además, reconoció públicamente ser quien le presentó a Alberto Nisman a Diego Lagomarino, el técnico en informática que le prestó el arma que le causó la muerte al exfiscal especial para la causa AMIA.

Mi primera sensación fue que a Nisman lo mataron (…) La sensación que me da” es que "fue un asesinato que hicieron pasar por un suicidio”, afirmó en declaraciones al programa de Canal 13 el Diario de Mariana.

“Era la escena del crimen del fiscal que tenía la causa más importante de la nación y Parecía el set de Bailando por un Sueño”, cuestionó sobre las primeras pericias en el departamento de Puerto Madero en el que apareció muerto el exfiscal.

El exespía aclaró que no tiene pruebas y que si las tuviera las habría presentado a la Justicia. Pero describió cuál es la “sensación” que tiene de cómo fue la secuencia de la supuesta operación para hacer pasar el presunto asesinato de Nisman como un suicidio: “Lo sacan a Stiuso, lo dejan desprotegido, lo marcan, lo matan y se arma un rompecabezas y por las dudas, ‘me robo algunas piezas’, y por las dudas ‘mando adentro (del edificio) a la Armada Brancaleone’”.

"Fue una operación muy grande. Es muy raro que en el mismo momento se quedan sin cámara el edificio y afuera en Puerto Madero”, añadió.

Sobre el entorno de trabajo de los agentes de la inteligencia, Moro Rodríguez, quien no vive en el país, destacó que "un espía responde a órdenes" y que "cuando sos espía respondés al Presidente".

También lamentó que “a veces dan órdenes que no se dan como se debe”. “En democracia hay que darlas por escrito, y a veces te las dan de un modo que no es ese. Pero yo nunca hice ilegalidades”, aseguró

El exagente reconoció trabajar “en un sector que está muy vapuleado” por culpa de “la basura que hace lo que no debería hacer”. Y casi pidió: “Si generalizamos y nos meten a todos en la misma bolsa, salen ganando las basuras estas”.

Sobre su situación, dijo que no tiene trabajo “ni dónde caerse muerto”. Y lamentó por la nota periodística que lo sacó del anonimato e hizo que su hija menor se enterara de su ocupación: “Publicaron mi identidad, la foto del helicóptero, que la sacaron de mi Facebook”. También mencionó que “siempre” tuvo “otra actividad” pero que no era una pantalla: “(Los espías) no cobramos millones”.