Afirman que el ATP amortiguó la caída del empleo en pymes industriales

Según un estudio de la Fundación Observatorio Pyme durante el segundo trimeste del año el empleo en el sector se contrajo 2,9% frente a 5,5% el año pasado. La clave es cómo ir desarmando las medidas de asistencia a la producción y el trabajo, sin un impacto negativo.

Aun en pandemia y con restricciones a la actividad económica, el empleo en las pequeñas y medianas industrias mostró en el segundo trimestre de 2020 año una caída mucho menor que en el mismo período del año anterior. 

Un anticipo del último informe de coyuntura de la Fundación Observatorio Pyme (FOP), al que tuvo acceso El Cronista, señala que "la reducción del empleo durante el segundo trimestre de 2020, en términos interanuales fue del 2,9%, menor a la del segundo trimestre de 2019, que llegó al 5,5%". 

Desde la perspectiva de FOP esto responde casi exclusivamente a las medidas de asistencia a las empresas y sostén del empleo que insgrumentó el Gobierno.  

"Aunque fuertemente impactadas por la pandemia en su nivel de actividad productiva, las PyME industriales mantienen su planta de personal", asegura el informe.

Vicento Donato, directo Ejecutivo de la Fundación Observatorio Pyme, sostuvo que "el Gobierno hizo muy bien en intervenir, fue tremendamente efectivo" para sostener el empleo en la industria pyme. 

Valoró en especial los beneficios del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) pero también "los créditos al 24%, las suspensiones consensuadas por el art. 223 bis (de la Ley de Contrato de Trabajo), la prohibición de despidos y la doble indemnización".

El programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) tendrá en septiembre su quinta versión, esta vez con la incorporación de reducciones diferenciales de tasas de interés para empresas que tomen los créditos blandos que ya están vigentes desde agosto, siempre que mantengan o incrementen su plantilla, en relación al mismo mes de 2019.

Este desempeño del empleo pyme se da en un contexto en que las ventas cayeron 24% internual en términos reales, es decir, descontado el efecto inflacionario, pero se observa una mejora de la cartera de pedidos. 

Esto se refleja de alguna manera en las expectativas positivas, tanto a nivel de ventas como en horas trabajadas, para el tercer trimestre y de acá a un año.

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Compartí tus comentarios