Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Aerolíneas prestará servicios a otras aéreas para bajar subsidios

Aerolíneas prestará servicios a otras aéreas para bajar subsidios

Aerolíneas Argentinas busca volar en medio de un clima turbulento. Los grandes gastos, la baja en los subsidios y la decisión oficial de permitir la llegada de competidores de envergadura empujaron a la nueva administración buscara optimizar los costos.


En ese contexto, la compañía busca generar recursos y ayer lanzó una nueva unidad de negocios denominada Centro de Capacitación de Tripulantes o Mock Up. En un acto con la presencia de las autoridades y los sindicatos, se inauguró en el predio de Ezeiza el primer centro de capacitación para tripulantes de cabina del país, y el más moderno de la región.


El nuevo centro, que la titular de la compañía, Isela Costantini, dijo que se había construido en un tiempo récord de seis meses, se comercializará para que también sea utilizado por otras compañías. El costo promedio de un curso de cuatro horas en el Mock Up es de alrededor de u$s 6000 y, según explicó un ejecutivo de la aerolínea, y ya tienen vendido dos cursos a dos aerolíneas extranjeras.


Respecto a ese nuevo negocio, Costantini aseguró que el éxito de la compañía "no pasa sólo por la parte financiera, donde nos estamos enfocando mucho" para luego decir los resultados fueron "alentadores".
"Tenemos la idea de hacer más negocios en la Argentina y esperamos ser sustentables para que en unos años podamos volar sin subsidios", agregó la ejecutiva.


A la hora de hablar de las rutas y de cómo afecta el tipo de cambio, Costantini aseguró que "no estamos viviendo una baja en las reservas, hay rutas que están muy bien como Miami, seguimos bien a pesar de la caída de Brasil". De todas formas, reconoció que "todas las rutas están en estudio".


Consultada por El Cronista si afecta al plan de negocio la autorización para la llegada de jugadores de peso como Avianca y compañías de bajo costo como Ryanair, la ex titular de GM Argentina dijo no estar preocupada "porque el desafío de ellos es el mismo que el de nosotros". "Queremos ser sustentables y queremos que los pasajeros no nos elijan porque somos los únicos".


Pero, a pesar de los dichos y de las buenas intenciones, lo único que preocupa en la Casa Rosada en un contexto de déficit creciente es que la compañía baje al máximo los subsidios. Y así lo reconoce Costantini. "La situación del país es la que nos demanda que bajemos el nivel de subsidios, a partir de esto es que nuestro objetivo es generar ingresos".


Costantini había acordado a principio de año que para que la compañía pueda funcionar necesitaría u$s 420 millones. La respuesta del Ejecutivo fue un recorte de casi 40% y avisar que sólo iba a contar con u$s 270 millones. Hoy, con varias rutas menos y una fuerte apuesta al cabotaje, la presidente de Aerolíneas Argentinas y Austral asegura que "la reducción de subsidios viene muy bien y el objetivo es llegar a los u$s 270 millones".