Advierten que la ayuda social tarda en llegar a destino

En el marco de la emergencia sanitaria, la ayuda social dispuesta por el Gobierno nacional a través del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), que se ejecutan con fondos de la ANSeS, muestra señales de lentitud para llegar a sus destinatarios finales, según un reporte de la consultora Aerarium.

Un estudio de esta firma encabezada por dos exfuncionarios del Ministerio del Interior de la gestión macrista, Paulino Caballero y Guillermo Giussi, advierte que con más de 60 días pasados desde el inicio de la cuarentena, solo se ejecutó el 67% de las partidas destinadas para pagar los bonos de $ 10.000 a desempleados y trabajadores informales, y el medio salario de los empleados en relación de dependencia.

Al 22 de mayo, ambos programas contaban con $ 174.630 millones presupuestados, pero $ 116.185 ya transferidos. En el caso del salario complementario, su nivel de ejecución se ubicaba en torno al 48%, con poco más de $ 40.000 millones devengados sobre una caja de $ 85.000 millones.

En tanto el bono IFE de la ANSeS mostraba una ejecución del 84%, habiendo llegado a unos 6 millones de personas entre los más de 7,5 millones de inscriptos.

Tags relacionados