U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Adolfo Rodríguez Saá: "Alberto quiere que yo desaparezca"

Así declaró el senador sobre su hermano, con quien está enfrentado políticamente. En el horizonte, la lucha por la gobernación de San Luis en 2019.

El senador nacional Adolfo Rodríguez Saá sumó nuevas páginas al capítulo que lo enfrenta con su hermano Alberto, el gobernador de San Luis. Adolfo estuvo un año sin dar entrevistas, pero la escalada entre los dos lo llevó a cambiar de estrategia.

“El Alberto quiere que yo desaparezca de la escena política” fueron las palabras elegidas en diálogo con Cadena de noticias, una radio puntana. Se refiere, claro, a la disputa que mantienen entre ambos respecto a la candidatura a la gobernación el año que viene, ya que ambos mostraron voluntad para postularse.

Alberto es gobernador desde 2015 y había ocupado el cargo entre 2003 y 2011. Adolfo, por su parte, lo hizo desde 1983 hasta 2001, cuando renunció para ejercer el Ejecutivo Nacional en medio de la crisis. De esta forma, desde el retorno a la democracia entre los dos ocuparon la gobernación en 29 de los 35 años transcurridos.  

En la entrevista, que se extendió durante una hora y cuarto, Adolfo aseguró que “las diferencias siempre han existido, pero en este momento son más dolorosas”. Además, se hizo lugar hasta para hablar en tercera persona de sí mismo, al sostener que “el Alberto quiere evitar que yo ocupe algún lugar en la sociedad. En las fotos que publica están todos menos el Adolfo”.

Esto llega luego de que sea Alberto quien haya lanzado la ofensiva. Este lunes había anunciado que rechazaría fondos nacionales para su provincia. Se trataba de partidas incluidas en el presupuesto nacional luego de la negociación que mantuvo su hermano Adolfo para que el gobierno nacional tenga apoyo en el Congreso para aprobar la ley. En ese entonces, el gobernador declaró que "San Luis no acepta este dinero del presupuesto. Y mucho menos ese dinero prometido por el Gobierno, manchado con el sufrimiento del pueblo, podrá comprar la voluntad de los puntanos".

La previa fue un cruce más insólito entre ambos. Según el portal MDZ Online, el cruce entre ambos proviene de la pareja de Adolfo, la mendocina Gisela Vartalitis. Desde el entorno de Alberto creen que habría sumado demasiado poder, y que se incrementaría en el caso de que el ex presidente vuelva a la gobernación.

Puesta en escena

Las elecciones legislativas de 2017 fueron especiales en San Luis. Adolfo se postuló para renovar su banca en el Senado de la Nación y en las PASO tuvo un traspié, al caer por 19 puntos frente a Claudio Poggi. Sin embargo, todo cambió en las generales, ya que pudo dar vuelta el resultado y obtuvo el 55% de los votos frente al 43% de su competidor.

A pesar de que triunfaron, esta elección fue un llamado de atención para los hermanos. Poggi, quien fue gobernador durante cuatro años y era un aliado se pasó a Cambiemos, y demostró que podría hacerles frente. Por eso es que, para algunos, este fuego cruzado familiar podría ser en realidad una puesta de escena, en donde ambos concentren la atención y el resto quede relegado.

Sin embargo, Adolfo confesó en la entrevista que “desearía que fuera así, pero no. En la cadena del otro día, Alberto dedicó el inició y el final a marcar sus diferencias conmigo”. Además, especificó que existía un plan entre ambos que “Alberto no está realizado. La idea era Adolfo 2017 y Adolfo 2019. Mi hermano es mi suplente en el Senado. Se había armado sobre un supuesto de que yo volvía a la gobernación y él me reemplazaba. Pero no cumple con la palabra empeñada”.