U$D

VIERNES 14/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Administran las escuelas públicas, pero mandan a sus hijos a las privadas

Son los casos de Finocchiaro y Soledad Acuña, pero también de ex ministros K como Filmus. La matrícula en los colegios del Estado se redujo casi 10% desde 2005

Soledad Acuña

Soledad Acuña

En medio de la eterna pulseada paritaria, un repetido prólogo en cada ciclo lectivo entre los sucesivos gobiernos y los gremios docentes, ninguno de los principales ministros de Educación de Cambiemos sintió en su hogar las últimas 48 horas de paro ya derivadas del reclamo salarial de este año. Dos de ellos, Alejandro Finocchiaro (Nación) y Soledad Acuña (Ciudad) por enviar a sus hijos a escuelas privadas; y el bonaerense Gabriel Sánchez Zinny por no tenerlos.

En el caso de Finocchiaro, su hija concurre a un establecimiento privado, confirmaron desde el Palacio Pizzurno. Lo mismo hasta el año pasado su hijo pero que ahora optó por la universidad pública, ya que cursa el CBC en la UBA. La porteña Acuña, confiaron desde su oficina, optó para la educación de su primogénito a una corriente heterodoxa: lo envía a una escuela que aplica la filosofía de Reggio Emilia, una corriente nacida en 1945 en Italia.

No es una novedad: el anterior titular de Educación nacional, el actual senador Esteban Bullrich, también optó por establecimientos privados para cuatro de sus cinco hijos en edad escolar. "Si se trata de incentivar a los funcionarios a que envíen a sus hijos a la escuela pública, me parece válido, pero si el proyecto establece la obligación, no", opinó en 2010 siendo ministro porteño Bullrich, consultado por el diario Crítica por la iniciativa de un legislador brasilero de obligar a los funcionarios a optar por escuelas de gestión estatal para sus hijos.

No escapan a la tendencia. En 2005 había unos 3.584.609 alumnos en primarios del Estado; y para 2015, eran 3.314.198. En cambio, en el mismo periodo se incrementaron los estudiantes de nivel inicial en las privadas: pasaron de 1.013.138 a 1.236.167. Estas cifras fueron informadas por el jefe de Gabinete Marcos Peña en su informe 101 al Congreso el año pasado.

Para hallar a un ministro de Educación que haya enviado a sus hijos (cuatro, en su caso) a la escuela pública hay que retrotraerse a Alberto Sileoni. También, contó a este diario, sus tres nietos concurren a colegios del Estado. Por el contrario, su ex par kirchnerista, el actual diputado Daniel Filmus, inscribió a sus hijas en una institución privada. "Defiendo la educación pública aunque no la necesite", afirmó en una entrevista con La Nación en 2011.

La misma decisión han tomado también gobernantes. Antonia Macri (hija del Jefe de Estado y Juliana Awada) asiste a un liceo francés trilingüe. Los hijos de la bonaerense María Eugenia Vidal, a un colegio privado en Castelar. Y el porteño Horacio Rodríguez Larreta, que tiene tres hijas, justificó hace un año en el programa "Debo Decir": "Van a escuela privada porque cuando empecé en el Gobierno iban a la escuela privada".

No es una elección exclusiva del universo del PRO (Gabriela Michetti, como excepción a la regla, eligió la educación pública). Florencia Kirchner terminó la secundaria en el Colegio La Salle. Y los hijos de Fernando De la Rúa, en el Champagnat. Ricardo Alfonsín y Eduardo Duhalde, en cambio, enviaron a sus hijos a escuelas públicas.

Comentarios7
Gonzalo Costa
Gonzalo Costa 09/03/2018 09:57:18

..por otra parte,¿es periodista el que realiza esta nota propia de un resentido social?

Gonzalo Costa
Gonzalo Costa 09/03/2018 09:55:44

una nota ESTUPIDA, que no hace al fondo de la cuestión relacionada con la decadente educación en nuestro páis, mas aun de la pública, politizada por los "trabajadores" de la educación (ex-maestros), hoy ignorantes absolutos

Julia Caravaca
Julia Caravaca 09/03/2018 07:17:09

Un funcionario deberia estar obligado por ley a mandar a sus hijos a la escuela publica.Y a todos los que critican si sus hijos no llegan a promedio 10 la Escuela Publica les queda grande

Gonzalo Costa
Gonzalo Costa 09/03/2018 09:57:55

una absoluta tonteria

Julio Savall
Julio Savall 09/03/2018 12:46:29

MUCHOS CHOFERES DE COLECTIVOS tienen autos.....¿ YYYYY ?

Julio Savall
Julio Savall 09/03/2018 12:42:50

ESTÁ PERFECTO !!!....Un Oncólogo no tiene que padecer cancer para ejercer esa profesión.

Agustin Carrera
Agustin Carrera 09/03/2018 10:08:24

Qué distintos serían los servicios del estado (salud, educación, transporte, etc) si los funcionarios y políticos solo tuvieran esa opción...

Más notas de tu interés