Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Actividad económica registró peor baja en un año pero se espera recuperación en segundo semestre

El Índice que mide la consultora de Orlando Ferreres descendió 0,9% empujado principalmente por el sector de producción de bienes. Los economistas prevén un cambio de tendencia y que el año cierre con un leve crecimiento. Por FRANCISCO GALIZIA  

Actividad económica registró peor baja en un año pero se espera recuperación en segundo semestre

La actividad económica registró en marzo la primera caída del año y la más fuerte desde febrero de 2015. De acuerdo con el Índice General de Actividad económica de la consultora Orlando Ferreres, la actividad tuvo un retroceso de 0,9% anual en el mes de marzo. Los economistas consultados por cronista.com no esperan que se revierta este panorama hasta la segunda mitad del año.

La baja en el nivel de actividad fue la primera desde Mayo de 2015 cuando el índice descendió 0,3%. Antes en Febrero de ese año la caída fue de 1,2%.

Desde la consultora destacaron: “Durante el primer trimestre del año la actividad económica ha evidenciado un estancamiento generalizado, siguiendo con la tendencia que se iniciara hace cuatro años. El amesetamiento de la actividad se reflejó particularmente en el sector de productores de bienes (-1,3% en relación a los primeros tres meses de 2015), el cual se ha visto especialmente afectado producto de las medidas macroeconómicas que llevan a una contracción natural de la economía”.

En este sentido el economista de Econviews, Eric Ritondale sostuvo que “hasta el segundo semestre no va a haber novedades positivas sobre el nivel de actividad”. Sin embargo, agregó que “la pregunta es si en los próximos meses esta caída se puede profundizar”.

Desde Ferreres afirman que “una vez pasado este período de reordenamiento, esperamos que se observe una reactivación de la economía en la segunda mitad del año, recuperación que podría ser moderada, producto de un contexto internacional desfavorable vinculado a la crisis económica y política de nuestro principal socio comercial”.

Por su parte, el economista investigador de la UBA y del Centro Cultural de Cooperación Ernesto Mattos estimó que “en lo que resta del año la evolución de la actividad económica puede profundizar las caídas registradas en marzo”.

Además, Mattos recordó que “el 80% de la economía se basa en el consumo interno y las recientes medidas tomadas por el Gobierno afectaron este sector”.

Sin embargo, y pese a la recuperación para el segundo semestre, se espera que la economía termine 2016 con un crecimiento de menos de medio punto porcentual o incluso en valores negativos. El pago a los holdouts, coinciden en el mercado, es algo positivo pero que no tiene repercusiones inmediatas.

Otro tema clave, en la agenda es el futuro político y económico de Brasil. Las expectativas ahora están puestas en 2017 y la posible recuperación del principal socio de la Argentina.

“Lo que suceda en Brasil es importante para que no se convierta en un lastre para la economía local”, agregó Ritondale.

En el caso, de la intermediación financiera el sector registró una baja para el mes de marzo de 3,8%, finalizando el trimestre con un alza de 0,4% interanual. De esta manera el sector finaliza el tercer trimestre consecutivo de alzas, luego de cinco trimestres en caída.

Por su parte, la construcción continúa mermando, registrando para el mes de marzo una baja de 5,5% y anotando para el primer trimestre de 2016 una caída de 6,8%. Particularmente los despachos de cemento reflejan la disminución de la actividad del sector, al registrar un nivel 10,8% inferior en compa-ración con mismo mes del año pasado.

En el caso de la electricidad, gas y agua, luego de una suba de 9,7% en el mes de febrero, el sector registró para marzo una caída de 6,9% al comparar con el mismo mes del año pasado. En concreto, el sector que impulsa esta caída es el de la electricidad, vinculada a una baja en la demanda de energía tanto de usuarios residenciales como de grandes consumidores en un contexto de correcciones tarifarias. Al cierre del primer trimestre, este segmento de la actividad anotó una suba anual de 0,8%.

Por último la agricultura y ganadería registró durante marzo una caída de 9,2% anual, con lo que el primer trimestre del 2016 cierra con una baja de 9% al comparar con el mismo período del año anterior.

“A contramano de lo que sucedió en 2015 en donde la economía se sostuvo, en parte por el agro y la construcción, durante este año estos sectores son afectados, por ejemplo, en el agro por las inundaciones”, finalizó Mattos.