Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Acorralada en la Justicia, complica a CFK la causa por lavado en la campaña 2007

Se investigan aportes con los que se financió la elección que la llevó a la Presidencia. Viene de ser imputada por la ruta del dinero K y el miércoles declara por el caso de dólar futuro

Acorralada en la Justicia, complica a CFK la causa por lavado en la campaña 2007

A los tres frentes judiciales más complejos que afronta la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, puede sumársele a fin de abril un expediente que la involucra desde su concepción, pero del que todavía permanece exenta. El que investiga si hubo lavado de dinero en los aportes de la campaña presidencial de 2007, presuntamente vinculados a la denominada mafia de los medicamentos, que derivó en su primer mandato. El jueves 20 y el viernes 21, respectivamente, el juez federal Ariel Lijo indagará al ex titular de Lotería Nacional Hernán Diez y a Héctor Capaccioli, recaudador de aquellos fondos. Esos testimonios pueden ser determinantes para que el juez decida si imputa a la ex mandataria y ordena incluirla en la causa.

En la causa se investiga si la campaña de la fórmula que integraban Cristina y Julio Cobos sirvió para blanquear fondos ilegales, que provenían de estafas con medicamentos. Además de Capaccioli, quien se desempeñaba como ex superintendente de Servicios de Salud, y Diez, es investigado Sebastián Gramajo, ex gerente de ANSeS.

La causa la tramitó inicialmente el juez Norberto Oyarbide, que renunció a su cargo la semana pasada y que les dictó a los involucrados los sobreseimientos cuando el caso ya no era tramitado en su juzgado. Los jueces de la sala II de la Cámara Federal, Horacio Cattani, Martín Irurzun y Carlos Farah, que ya habían advertido a Oyarbide reiteradas veces durante la investigación de la mafia de los medicamentos, declararon "inexistente e ineficaz" su fallo, lo anularon y le sacaron el caso.

La campaña de 2007, que consagró a Cristina como presidenta y a Cobos como Vice, recaudó más de $ 14 millones. De esos fondos, gran parte fueron pagados por empresas de la industria farmacéutica, que meses después fue relacionada con la investigación por el triple crimen de General Rodríguez.

Cristina regresará hoy a Buenos Aires, tras cuatro meses en Santa Cruz, ya que debe el miércoles responder a la citación del juez federal Claudio Bonadio en la causa que investiga las operaciones de dólar futuro realizadas en el último trimestre de 2015, en la que el jueves pasado declaró el ex titular del Banco Central Alejandro Vanoli y mañana debe presentarse el ex ministro de Economía Axel Kicillof. No obstante, la permanencia del juez al frente de la causa será analizada hoy por la sala II de la Cámara Federal porteña ante un pedido de recusación formulado por los abogados del ex directivo del BCRA Pedro Biscay y eso podría postergar el trámite (ver aparte).

Bonadio investiga la responsabilidad de la ex presidenta en lo que considera "un quebranto por las posiciones vendidas de futuros de dólar", entre octubre y diciembre último, de $ 7500 millones y que, consigna, "debe afrontar un pago por las posiciones abiertas de febrero a junio" de "$ 40.000 millones".

Sin embargo, la de dólar futuro es la causa que menos preocupa a los allegados al kirchnerismo, en cuanto a la acusación contra la ex mandataria. En la defensa de CFK entienden que no debe estar involucrada en el caso y que hará valer cómo fundamento el carácter de entidad autárquica del Banco Central, lo que complicaría en todo caso a Vanoli, pero desligaría a Cristina y Kicillof. Juan Martín Mena, ex subsecretario de la AFI, encabezaría a los abogados que defenderán a la ex presidenta que, además, estaría siendo asesorada por prestigiosos letrados como Luis María Ocampo, Eugenio Zaffaroni y Baltazar Garzón.

Cristina tuvo durante el fin de semana un nuevo revés judicial, al ser imputada por el fiscal Guillermo Marijuan en la causa que investiga la denominada "ruta del dinero K", por la que quedó detenido el empresario santacruceño Lázaro Báez y en la que la figura de la ex mandataria quedó comprometida tras la declaración del financista Leonardo Fariña, el último viernes.

Esa causa se emparenta con el expediente que más preocupa al kirchnerismo, Hotesur, en el que se investiga a la ex familia presidencial por irregularidades en sus empresas hoteleras en Santa Cruz. Ese caso se encuentra sin juez, ya que Daniel Rafecas se desprendió de la parte central, la envío a Julián Ercolini y ahora es la Cámara Federal la que debe definir su competencia. En paralelo, Bonadio -a quien por pedido del kirchnerismo se desplazó de Hotesur- está a cargo de la denuncia que radicó la diputada nacional Margarita Stolbizer sobre la participación de los Kirchner en Los Sauces S.A.