U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Aconsejan sumar los planes PPP al programa financiero

Es porque los bancos de inversión irán a los mismos proveedores de crédito con los que se fondea el soberano presionando sobre la disponibildad financiera del país

Daniel Marx

Daniel Marx

Mientras el Gobierno trata de aclarar que el financiamiento 2019 será suficiente, y lo obligó a refirmar en el acuerdo con el FMI, los economistas le piden al Ejecutivo agregar los bonos de las obras de PPP al programa financiero ya desde este año, porque compiten con los títulos que coloca el país.

"Las PPP, desde el punto de vista del proveedor de dinero, son el sector público", dijo Daniel Marx, director de Quantum Finanzas.

"Los bancos de inversión intervinientes están pensando ir a los mismos compradores de títulos soberanos a vender las PPP, y esos son u$s 6000 millones", explicó en la 39 convención anual del IAEF, en Mendoza, respecto de las 13 empresas a las que ya fueron adjudicadas contratos por obras viales bajo las PPP. "Tengamos alguna dimensión de cómo lo vamos a enfrentar. Y tratar de transparentarlo", pidió Marx.

Son los concesionarios privados de las obras de infraestructura los que deben ir a buscar financiamiento en un banco o fondo de inversión a cambio de los bonos de repago, o TPI. Son los títulos públicos a 10 años que emite el fideicomiso de las PPP, a medida que avanza la obra.

"Lo que pide el Gobierno es que para el cierre financiero de las PPP, los concesionarios tengan aseguradas las compras de estos títulos por terceros", dijo Marx, en diálogo con El Cronista. Y alertó sobre las consecuencias: "Quien compra el título es el mismo que está comprando un título público de los habituales del Gobierno y eso compite con la demanda de títulos del Estado. Segundo, que hay que poner la plata por adelantado, porque el título se va a emitir a medida que se termina la obra. Tercero, esta plata por adelantado la va a usar el Gobierno para cerrar el programa financiero". Luego el privado hace la obra y después el Estado emite el título con los avances trimestrales.

Por eso, Marx consideró que "habría que agregar estos títulos al programa financiero, en teoría podría ser el de este año, como fuente y como uso. En el corto plazo te dan una fuente temporaria de financiamiento".

Esos u$s 6000 millones adicionales tienen su fuente. "Los bonos se van a emitir a lo largo de 5 años. Pero hay que poner la plata el año 1. Entran como fuente, pero en realidad es un uso, porque está separada la plata para la emisión", explicó.

En tanto, el FMI había pedido medir a las PPP como parte del déficit fiscal en el memorándum de entendimiento. Pero ese registro se haría en el momento del pago de esos bonos, en 10 años o cuando requieran una asistencia presupuestaria del Tesoro, y no en cada trimestre cuando se emiten los títulos.

Por el escándalo de los "cuadernos k", el Gobierno armó un fideicomiso complementario del original en el que el Banco Nación será un inversor ancla para destrabar las negociaciones entre los privados, por el riesgo para los financiadores que las empresas adjudicadas puedan estar manchadas de corrupción.

La idea es que tome la liquidez de los bancos y los direccione a los consorcios adjudicados pidiéndoles las mismas garantías que hubieran pedido los bancos si les prestaran de forma directa.

Este nuevo fideicomiso podría generar aún más presión en el mercado de bonos. Porque podría contar con la garantía del Ministerio de Transporte. En tanto, los privados están solicitando que financie el capital de trabajo de las obras. Por la regulación vigente, ese financiamiento a corto plazo sería considerado del sector público y no de las empresas.

Los nuevos bonos de corto y largo plazo de las PPP se colocarían en un mercado que está saturado de bonos argentinos y que duda de la capacidad para financiar el déficit fiscal, como lo demostró la crisis cambiaria y la suba del riesgo país.

Según las estimaciones de Marx, el programa financiero de 2019 arroja necesidades de financiamiento de u$s 17.941 millones considerando considerando ingresos del Fondo por u$s 12.000 millones y renovación parcial de Letes.

Para el caso de renovación total de Letes, estimó que se requieren u$s 12.180 millones, a un tipo de cambio de $ 40 en 2019. Agregó deuda provincial por u$s 4000 millones en 2019.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés