U$D

VIERNES 19/04/2019

Acero y aluminio seguirán ingresando sin arancel a EE.UU.

El 1° de enero se renovará automáticamente el cupo anual de 180.000 toneladas para acero y aluminio. Pero con Canadá y México pulseando por quedar fuera de los aranceles, el nuevo Nafta podría perjudicar a Argentina

Acero y aluminio seguirán ingresando sin arancel a EE.UU.

Hace ochos meses Estados Unidos excluyó a la Argentina del pago de aranceles a la importación de acero y aluminio, fijados por la administración Trump en 25% al acero y 10% al aluminio, en el marco de la Sección 232 de la Ley de Expansión Comercial de 1962 (amenaza a la seguridad nacional), con muy pocas excepciones (Brasil, Argentina, Corea del Sur y Australia). El cupo acordado se renovará automáticamente el 1° de enero, pero el panorama podría cambiar con la renegociación del Nafta.

Entre los perjudicados por la decisión de Washington están China, la Unión Europea y también México y Canadá, los dos socios en el Nafta, el acuerdo rebautizado ahora como T-MEC (Tratado México, Estados Unidos y Canadá). En ese marco, Argentina podría sufrir un impacto si finalmente Canadá y México consiguen una reducción de aranceles o incluso la excepción cuando se discuta la letra chica del nuevo Nafta.

El pasado 30 de noviembre, en el marco de la Cumbre de líderes del G20 en Buenos Aires, los mandatarios de EE.UU, Canadá y México suscribieron el nuevo tratado comercial trinacional en reemplazo del Nafta, de 1994. Pero no se logró avanzar en los aranceles al acero y al aluminio, una de las principales demandas de los vecinos de Trump.

El acuerdo que se había alcanzado hace ocho meses entre los gobiernos de Argentina y EE.UU. establece la exención definitiva con un cupo de exportación de 180.000 toneladas sin arancel. Esto, siempre y cuando la administración Trump o un sucesor mantenga las condiciones.

La medida benefició a Tenaris (Grupo Techint), productor de tubos de acero sin costura para la industria petrolera, y Aluar, el único fabricante argentino de aluminio. Las cuotas de exportación se cumplieron con regularidad, respetando los límites fijados por trimestre, dijeron fuentes sectoriales.

"En 2018 se exportaron casi 140.000 toneladas por unos u$s 350 millones", aseguró Javier Madanes Quintanilla, presidente de Aluar. La baja de precios de los insumos industriales y en parte de los volúmenes tuvo su impacto. En 2017, la firma había alcanzado el récord de exportación a Estados Unidos, el principal mercado para la compañía, por un monto cercano a los u$s 500 millones.

El industrial señaló que hoy la mayor expectativa "está puesta en ver cómo va a terminar negociándose el Nafta", un bloque en el que Canadá es el principal competidor en el mercado del aluminio. Si se diera la exención, las exportaciones de Aluar podrían verse perjudicadas. En ese contexto, la firma podría pedir a Washington una ampliación del cupo anterior "pero ésa ya es una negociación por empresa, más compleja que la anterior", aclaró Madanes, en la que se analizarán las inversiones, el abastecimiento del mercado y otras cuestiones.

Por su parte, fuentes cercanas a Techint reconocieron que "hay que ver cómo se soluciona el tema en el Nafta" pero aclararon que "es importante el acuerdo logrado, un acuerdo histórico con un cupo del 130% de las exportaciones de los últimos tres años, cuando otros países obtuvieron un cupo del 70% en promedio".

Las mismas fuentes confirmaron que este año "se cumplió con el 99,9% del cupo" (u$s 210 millones)", pero habrá que ver qué pasa "si se soluciona el tema del Nafta". En relación a una eventual exención del arancel a Canadá y México "los países pueden pedir la excepción de productos que no se fabrican en Estados Unidos", confiaron fuentes del sector.