Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Abad le puso un poco de humor a su presentación en Diputados

Fue al defender el proyecto de blanqueo de capitales. Se definió como "contador del suburbano".

Abad le puso un poco de humor a su presentación en Diputados

El titular de la AFIP, Alberto Abad, expuso esta tarde ante el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados para dar detalles sobre el proyecto de ley de Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados y de blanqueo de capitales.

Si bien el tema podía parecer largo y hasta algunas veces difícil de entender, el jefe de los recaudadores puso humor, paciencia y hasta supo colar chistes en medio de la larga exposición de 9 capítulos.

Pido disculpas por anticipado por la aridez del tema pero, bueh, es así”, comenzó Abad para romper el hielo y conocedor de que el tema tributario suele ser complicado de comprender para muchos.

En un tramo de su exposición, Abad se refirió a las “personas humanas” a lo que uno de los legisladores preguntó a que se refería o que clase de persona podía ser una que no fuese humana.

“Mire yo soy un contador suburbano, pero de acuerdo a la nueva normativa se las llama así a las que antes llamábamos personas físicas, así que también te incluye a vos”, remató.

A la hora de referirse a la informalidad, precisó que el dinero que los Argentinos tienen declarados en el exterior eran “30.500 millones de pesos”, a lo que uno de colaboradores le aclaró “dólares”, al recomenzar dos veces repitió “pesos” y ante la risa de los presentes dijo “¿porqué la tengo con los pesos?¿Será porque recaudo en pesos?

Cuando tuvo un problema con su computadora, una de las asistentes trató de ayudarlo sin suerte. Abad elevó entonces la voz y dijo “acá si una mujer no lo logró esto es imposible” y volvió a ganarse la risa de los presentes.

“Yo por secreto fiscal le puedo hablar de cajones pero no de la ropa que hay en cada uno de los cajones”, ejemplificó en otro intento por distender.

Sobre el final de su exposición un colaborador precisó que el titular de AFIP “ya iba por el capítulo 7 de 9”, a lo que Abad sumó: “Yo la verdad ya no se como me siguen mirando y no veo ojitos así” simulando gente dormida. 

Sin duda, el funcionario dejó en claro que a pesar de ser el jefe de los denominados "sabuesos" se puede bajar los temas tributarios sin hacerlo a cara de perro.