Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

ATE marchó por el centro porteño pero no se aplicó el protocolo antipiquetes

por  E.P.

0

Trabajadores estatales agrupados en ATE concretaron ayer el primer paro nacional contra la administración de Mauricio Macri y marcharon a Plaza de Mayo junto a gremios de las dos CTA y diversas organizaciones sociales y políticas para repudiar los despidos en el Estado y reclamar paritarias libres, en una medida que colapsó el tránsito en el centro porteño pese a la vigencia del denominado protocolo antipiquetes dispuesto por el Gobierno, que no fue aplicado para prevenir los cortes producto de la multitudinaria movilización.
La huelga dipuesta por ATE, la primera contra la gestión macrista, tuvo importante acatamiento en todo el país, pero sus efectos más visibles se registraron en la zona céntrica de la ciudad de Buenos Aires a raíz de la movilización a la que se sumaron agrupaciones de izquierda y kirchneristas y diversas organizaciones sociales que respaldaron la consignas de la medida de fuerza. Pese a que se trató de la primera marcha dispuesta tras la puesta en marcha del protocolo antipiquetes anunciado por el Gobierno, que finalmente no se aplicó a la protesta de ayer.
Así los gremios estatales y organizaciones que apoyaron la medida marcharon hasta Plaza de Mayo pasado el mediodía después de concretar cortes de tránsito en diferentes puntos del centro porteño, como el Obelisco, la esquina de Callao y Corrientes y Avenida de Mayo y Carlos Pellegrini, mientras que el operativo policial se limitó a desviar la circulación vehicular, pero no aplicó los instrumentos previstos en el protocolo.
La conducción de ATE había presentado un pedido de habeas corpus para que no se implementara el nuevo procedimiento, pero el recurso fue rechazado por la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y Faltas porteño, que ratificó la vigencia del protocolo. Pero el Ministerio de Seguridad, que lidera Patricia Bullrich, evitó aplicarlo para desalojar la protesta. A su vez, el juez de menores Enrique Velazquez le pidió a la cartera de Seguridad que explique qué medidas se adoptaron durante la protesta, ante otra acción de habeas corpus presentada por un grupo de organismos de derechos humanos.
"El protocolo antipiquetes es un instrumento inconstitucional que nosotros cuestionamos en su legalidad, por eso nos presentamos ante la Justicia", enfatizó el titular de ATE, Hugo Godoy, quien justificó el sentido de la protesta en defensa de la estabilidad laboral de los trabajadores estatales y la libre negociación colectiva.