BUENOS AIRES CAMBIA EL NOMENCLADOR DE ACTIVIDADES EN 2018

ARBA: los portales de Internet tendrán tratamiento propio en Ingresos Brutos

Suman más de 230 actividades. Desde ARBA, aseguran que beneficiará a los contribuyentes. Preocupa cómo tomen el nomenclador los municipios

La provincia de Buenos Aires tendrá un nuevo nomenclador para el Impuesto sobre los Ingresos Brutos, que pasará de tener los 784 actuales a 1017 códigos de actividad, ya que fueron incorporados rubros que permiten diferenciar mejor las distintas etapas de los procesos productivos, así como portales de Internet y procesamiento y hospedaje de datos.

El nuevo nomenclador será de uso obligatorio en la provincia a partir del primer anticipo de Ingresos Brutos de 2018, por lo que los contribuyentes directos del impuesto deberán pasar, en lo que resta de este año, por un proceso de reempadronamiento para adecuarse al nuevo código.

La Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA) informó que el nomenclador será utilizado para definir las exenciones y alícuotas que se aplican al tributo. En el mercado prevén que a partir de las leyes impositivas de 2018 en adelante, poco a poco, algunas actividades dejarán de tributar por la alícuota general del 3% y pasen a hacerlo al 4%.

También temen el efecto de un nuevo nomenclador provincial en los municipios, que podrán adaptar por su parte el código de las actividades alcanzadas con la tasa de abasto o tasa de seguridad e higiene.

El nuevo nomenclador de actividades de Ingresos Brutos (NAIIB-18), que regirá desde el año próximo fue publicado en el Boletín Oficial provincial.

El director de ARBA, Gastón Fossati, destacó que "los contribuyentes de Ingresos Brutos se verán beneficiados por este sistema, ya que se adapta mucho mejor a la realidad que vivimos, dando cuenta de las ocupaciones y emprendimientos que surgieron a partir de la transformación tecnológica".

El nuevo nomenclador, con 1017 actividades, busca abarcar la diversidad económica bonaerense. De hecho, fueron incorporados rubros que permiten diferenciar mejor las distintas etapas de los procesos productivos, en especial en servicios vinculados a ciertos sectores primarios extractivos o industriales, informó ARBA.

Además, se sumaron una variedad importante de actividades relacionadas a la programación, consultoría informática y otros rubros que en los últimos años adquirieron relevancia en la economía. Por ejemplo, los portales web, el procesamiento y hospedaje de datos y servicios similares que ahora cuentan con códigos propios.

Todos los cambios introducidos en el NAIIB-18 van en línea con el clasificador nacional de actividades económicas (CLANAE 2010) elaborado por el Indec.

Fossati aclaró que "en los casos en que existan equivalencias directas de actividad entre lo determinado por el código anterior y el nuevo, el reempadronamiento será automático. En cambio, cuando esa correspondencia no sea evidente, los contribuyentes deberán homologar los datos mediante un trámite digital". En ambos casos, ARBA informará la situación en el domicilio fiscal electrónico del contribuyente. Quienes deban adecuar los datos de su actividad al nuevo nomenclador recibirán un enlace para completar el respectivo formulario, o bien podrán acceder a través de la página web del organismo.

Tags relacionados

Más de Economía y Política