Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

AFIP irá tras inmuebles y sociedades en Estados Unidos, Panamá y Uruguay

Como el registro de propiedad y de sociedades off shore de esos tres países son públicos, hurgarán en esos listados para usar esa información e inducir al blanqueo

AFIP irá tras inmuebles y sociedades en Estados Unidos, Panamá y Uruguay

El padrón del registro de propiedades y de directores de sociedades en Estados Unidos, Panamá y Uruguay es público, por lo que la AFIP no necesita ningún acuerdo automático de información con esos países. De hecho, aprovecharán este dato para hurgar a los argentinos que figuran en esos listados y mandarles una carta de invitación para que se adhieran al blanqueo, detallándole toda la información que saben sobre sus bienes no declarados.

"Vamos a hacer uso de cada uno de esos registros. Mandaremos cartas de inducción, pero no serán al voleo, sino que estarán puntualmente dirigidas a quienes corresponda, con todo el detalle de la información que tenemos que lleva a suponer que se trata de un cliente para el sinceramiento, aunque utilizaremos también sistemas más modernos que la vieja carta de correo postal", confirmó una fuente del organismo que se reúne a diario con ‘el administrador’, como denominan a Alberto Abad.

Otra palabra que en la AFIP usan mucho es ‘sinceramiento fiscal’, para no referirse a la odiada palabra ‘blanqueo’. Por lo pronto, la fuente adelantó que están teniendo reuniones con distintas cámaras sectoriales y bancos para incentivar a que sus clientes ingresen al blanqueo.

¿Cómo descubrirá la AFIP a los dueños de los inmuebles en Estados Unidos, Panamá y Uruguay? En muchos casos, salta en forma directa quién es el dueño, pero en otros casos está a nombre de una sociedad off shore. Ahí se debe hurgar en la escritura, ya que en el boleto de compra venta aparece el nombre del dueño y su nacionalidad. Es más, ahora el gobierno de Uruguay saldrá a identificar a todos los dueños de sociedades off shore.

Para mantener el anonimato, lo que se solía hacer es nombrar a un representante legal (cobran u$s 1000 por año) de director de la sociedad, a quien se lo apoderaba exclusivamente para que haga la firma de la escritura y no quede huella del verdadero dueño. El tema es que los inmuebles a nombre de sociedades gravan triple el impuesto al patrimonio y pagan 25% de impuestos.

Además, muchos propietarios no saben que los registros son públicos, con lo cual cualquiera fácilmente puede contratar a un escribano para que le haga una ‘barrida’ de todos los padrones que existen en Punta del Este para identificar a los propietarios.

Incluso, hasta en tradicionales jurisdicciones off shore como Bahamas y Caymán hay proyectos para hacer sus registros de sociedades e inmuebles públicos, como ocurre en los Estados Unidos y Panamá, donde hay muchos argentinos viviendo.

Miedo a las ex parejas

El temor al blanqueo es que en el futuro venga un Gobierno que obligue a repatriar los bienes, a que las ex parejas se enteren de las declaraciones juradas y por un tema de seguridad, a que las listas del blanqueo se vendan y sean blanco de secuestros. Por eso, recomiendan hacerlo a nombre de fideicomisos, de modo de mantener el anonimato. Al que no blanquee y la AFIP lo descubra, puede perder el 60% de su patrimonio, además de quedar expuesto a una penal cambiaria y tributaria, con los gastos en abogados penalistas (suelen ser los más caros) que puede llegar a ocasionar.

Según explican los especialistas, si a alguien le descubren activos en el extranjero, automáticamente le hacen una presunción del 60%: 35% por el incremento patrimonial, más 21% de IVA, más un adicional por gastos no deducibles; además habría que sumarle las multas por defraudación. No obstante, el dinero que no corre el mismo riesgo es el que está en el ‘Colchón Bank‘: ése es imposible que lo descubran, ya que la AFIP no tiene forma de saber cuánto guarda cada uno en cajas de seguridad, pero sí en cuentas bancarias.

En el mercado también consideran que "mucha gente que quería blanquear se quedará afuera, por el nivel de prohibición que pusieron, ya que no pueden entrar no sólo los ministros, sino tampoco secretarios, subsecretarios ni directores del Estado nacional, provincial, ni municipal, aunque no sean funcionarios full time, y tengan su estudio jurídico. Aunque quieran (y muchos quieren), no podrán hacerlo porque la ley se los impide, por lo que unos cuantos se quedarán afuera".

Al Gobierno le hubiera gustado que el blanqueo fuera más liberal, pero no les quedó otra que poner límites a la participación de funcionarios. Hasta los bancos suizos amenazan con cerrar cuentas a quienes no blanqueen.

Cómo blanquear gratis

Una alternativa para blanquear a costo cero es hacerlo por partidas de u$s 20.000, ya que hasta $ 305.000 es gratis. Por lo tanto, muchos podrán ponerlo a nombre de su pareja, de sus hijos mayores de 18 años, de las esposas de sus hijos y de hermanos. Quienes tienen más para blanquear prevén realizarlo por ‘partidas familiares’ de u$s 50.000, ya que hasta $ 800.000 la alícuota es de sólo el 5%.