Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

A tiro de la unidad, se calienta la pelea por el reparto de cargos en la nueva CGT

Definido el triunvirato de conducción, desde mañana negociarán el resto de los miembros del consejo. Gestión para sumar al MASA y a Venegas al congreso del próximo lunes

Acuña, Daer y Schmid conducirán desde el lunes próximo a la nueva CGT

Acuña, Daer y Schmid conducirán desde el lunes próximo a la nueva CGT

El sindicalismo peronista encarará desde hoy la recta final para hacer realidad una de sus principales aspiraciones de los últimos años: reunificar sus pedazos en una estructura monolítica con capacidad de ocupar un lugar protagónico en la arena política y fortalecer la voz sectorial en la negociación con el gobierno de Mauricio Macri.

Con el encumbramiento de un triunvirato en la conducción de la CGT de unidad ya definido, la semana que resta para el congreso sindical del próximo lunes en Obras Sanitarias será decisiva para resolver la pulseada interna por el reparto de los principales cargos del futuro consejo directivo y en intentar sumar a los sectores cegetistas que aún no participan del proceso de reunificación.

La conformación de la nueva cúpula será el tema excluyente del encuentro que mantendrán mañana referentes de las tres vertientes de la CGT para definir los últimos detalles del congreso. La idea es repetir en esa distribución el espíritu que primó en la elección del triunvirato de conducción que, compuesto por Héctor Daer (Sanidad), Juan Carlos Schmid (dragado) y Carlos Acuña (estacioneros), integra a las tres CGT (Azopardo, Oficial y Azul y Blanca) que hasta ahora se mantenían divididas. De esa forma, se especula que la Secretaría Adjunta quedaría en manos de Andrés Rodríguez (UPCN), actual número dos de la central oficial que encabeza Antonio Caló; en tanto que la estratégica Secretaría gremial sería para el moyanismo, con Abel Frutos (panaderos) en el cargo. A su vez, el barrionuevismo ocuparía el área de Acción Social; Gerardo Martínez (Uocra) se mantendría al frente de Relaciones Internacionales; mientras que el bancario Sergio Palazzo, que encabeza la Corriente Federal Sindical, presiona por quedarse con la secretaría de Interior.

Sin embargo, ese y otros lugares importantes del futuro consejo son prenda de negociación con los gremios que hasta ahora se mantienen al margen del proceso de unidad. Uno de los casos es el del Movimiento de Acción Sindical (MASA), que comanda el taxista Omar Viviani, que reclamó sin éxito sumar a un referente de sus filas, el ferroviario Sergio Sasia, al triunvirato de conducción. No obstante, los negociadores cegetistas insisten en las conversaciones con ese espacio con la propuesta de que ocupe una de las secretarías clave del nuevo consejo. Como ocurre con el MASA, también hay charlas para que Gerónimo Venegas (Uatre) y su grupo de aliados se incorpore a la CGT de unidad.

En cuanto al debut de la nueva central, fuentes sindicales confiaron que –además de nominar a la nueva conducción– el congreso cegetista emitirá una especie de "declaración de advertencia" al Gobierno sobre posibles medidas de fuerza en el corto plazo, pero evitará ponerle fecha a un paro general, como reclaman importantes gremios de la entidad.