Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

A pesar de la suba del empleo público, cayó el trabajo registrado en septiembre

De acuerdo con datos difundidos hoy por el Ministerio de Trabajo, la cantidad de personas con empleos formales es menor al año pasado. En el sector privado hay 1,5%  menos de trabajadores que en 2015, aunque en el Estado crecieron un 1,5%. Cada vez hay más monotributistas.

A pesar de la suba del empleo público, cayó el trabajo registrado en septiembre

A pesar de un aumento del 1,5% de empleados en el sector público, el total de trabajadores registrados cayó 0,1% en septiembre de este año en comparación con 2015, lo que se traduce en 10.276 asalariados menos, de acuerdo con datos difundidos hoy por el Ministerio de Trabajo.

La caída en términos interanuales se explica por la contracción en el sector privado, en el que trabaja, según el Gobierno, el 51% del total de ocupados del país. En el noveno mes de este año se registraron 91.738 asalariados menos que el año pasado, con la construcción y la industria en el tope de los números rojos.

En la construcción hay 54.101 trabajadores menos este año que en 2015, es decir que se registró una caída de 11,7%. Este no es un buen año para ese sector de la economía, ya que entre enero y septiembre el nivel de actividad tuvo un desplome de 12,8%, de acuerdo con los datos difundidos por el Indec.

Los números de la industria manufacturera no son más alentadores: hay 44.492 trabajadores menos en la comparación interanual de septiembre, lo que representa una caída de 3,5%.  Esa pérdida es coherente con la performance negativa que muestra la actividad: en el noveno mes del año sufrió una contracción interanual del 7,3%, y acumuló en los primeros nueve meses una baja del 4,6% respecto de 2015.

En el resto de las ramas los resultados fueron dispares. Comercio sumó 9907 trabajadores (0,9%); el sector de la enseñanza aumentó su dotación en 6824 personas (+1,7); servicios comunitarios, 4.959 (+1,3%); servicios sociales y de salud apuntó 9441 trabajadores más que en 2015; intermediación financiera, 2507 (+1,6%) y suministro de gas, 1849 trabajadores (+2,6%). En sentido opuesto, los resultados negativos fueron para  el sector inmobiliario, que registró 13.843 empleados menos(-1,7%); Transporte, 3090 (-0,6%); Agricultura restó 2165 personas (-0,7%); hoteles y restaurants, una merma de 2548 trabajadores (-1%) y en explotación de minas y canteras hay 6499 asalariados menos (-7,4%).

"No es cierto que la economía esté parada. Para que lo esté, la tasa de entrada y salida de trabajadores que nosotros relevamos debería ser cercana a cero, y eso hoy no ocurre. La economía está activa", aseguró José Anchorena, director de la Subsecretaría de Políticas, Estadísticas y Estudios Laborales del Ministerio de Trabajo, durante la presentación de los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) en la sede de la cartera que conduce Jorge Triaca. 

 

 

La comparación interanual muestra que, a la vez que se produjo una caída en el empleo registrado privado, hay una expansión del ritmo de contratación en el sector público. Si bien desde el Ministerio no precisaron números, aseguraron que el mayor caudal lo aportaron los municipios y las provincias, y no tanto la administración nacional. Según los datos del SIPA, en septiembre de este año hubo 46.298 empleados estatales más que el año pasado, que significa un repunte del 1,5% interanual

Si se miran los indicadores en términos mensuales, las variaciones evidencian una tendencia al estancamiento este año e incluso algunos meses -como enero, abril y mayo-, fuertes caídas en la cantidad de empleados.

Sobre el total de trabajadores formales, en septiembre se registraron, en los números desestacionalizados, 8675 trabajadores más respecto del mes anterior. Sin embargo, en el acumulado entre septiembre y enero, alrededor de 23.000 trabajadores perdieron su puesto laboral.

El dato llamativo del informe es el aumento de monotributistas y autónomos. En el primer caso, en septiembre de este año aumentaron un 2,3% respecto de 2015 -o 33.602 en términos absolutos interanuales-, y totalizaron 1.491.416 en toda la Argentina. Los segundos, en tanto, se expandieron un 1,5% en septiembre, y este año hay 6184 trabajadores cuantapropistas más que el mismo mes del año pasado.

Consultado por este medio sobre el repunte de estos indicadores, y si el Ministerio veía este aumento como una forma de precarización laboral, Anchorena evitó hablar sobre la calidad de los nuevos empleos y aseguró que le parecía "positivo" que aumenten porque eso quiere decir que "hay más trabajo". "Una cosa es si se produjera sustitución, lo que no está pasando. Hoy más gente está encontrando trabajo", reflexionó.

 

Salarios vs. Inflación

Con una inflación acumulada del 36,6% en lo que va de 2016, de acuerdo con los datos del Indec porteño, los salarios quedaron retrasados y los trabajadores sintieron una merma en el poder adquisitivo.

De acuerdo con los cálculos del Ministerio de Trabajo, entre enero y diciembre de este año la pérdida del poder adquisitivo promedio se ubicará en el 3%.

Los cálculos son más optimistas para la administración nacional si se mira "el año paritario", en el que se evalúa cómo cerraron las negociaciones salariales de las ramas más importantes de la economía, con los números disponibles de inflación y las proyecciones que elabora el REM del Banco Central (1,5% mensual) hacia adelante. En ese caso, el Ministerio de Trabajo calculó que los sueldos le ganarán a la inflación y, en promedio, sumarán un 6% respecto de 2015.