Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

A nueve meses del fallo, De Vido irá a juicio por la Tragedia de Once

Luego de que en diciembre el Tribunal Oral Federal pidiera investigar su rol, el juez Bonadio lo envió al proceso oral y público. Ya condenaron, entre otros, a Ricardo Jaime

Nueve meses después de que se realizara el juicio oral y público por la Tragedia de Once, Julio de Vido fue enviado a ese proceso en el que fue investigado de manera separada, luego de que el Tribunal Oral Federal número 2 lo solicitara. Así, el ex ministro de Planificación Federal y actual diputado nacional se expone a una posible condena de entre cinco y ocho años de prisión, similar a la que recibieron varios de los ex funcionarios implicados en el siniestro, entre ellos Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte. La colisión se produjo el 22 de febrero de 2012, cuando el área de Transporte reportaba al Ministerio de Planificación, y causó 51 muertos y 789 heridos.
La decisión de procesar a De Vido fue adoptada por el juez federal Claudio Bonadio, quien decidió rechazar "in límine", por improcedentes, las presentaciones realizadas por las defensas de los imputados para evitar la elevación a instancia oral que había requerido el fiscal Ramiro González. Bonadio, en la investigación que precedió al fallo del Tribunal Oral en diciembre del año pasado, había dejado afuera de los imputados a De Vido.
Ahora, en cambio, el magistrado dispuso la clausura de la instrucción y la elevación a juicio del ex ministro De Vido y del ex titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (Uniren), Gustavo Simeonoff. El ex funcionario kirchnerista está acusado de haber tenido conocimiento del mal estado en el que se encontraba parte del sistema ferroviario y no haber aplicado los controles y las sanciones correspondientes a quienes explotaban el servicio de transporte público en la época en la que se produjo el choque del tren de la línea Sarmiento, ocurrido en la estación de Once.
Hace dos semanas, el fiscal González remarcó que los delitos por los que los ex funcionarios deben ser juzgados son "estrago culposo, agravado por el resultado de muerte y lesiones, y defraudación por administración fraudulenta agravado por ser en perjuicio de una administración pública". El 10 de mayo, Bonadio había procesado a De Vido como presunto coautor del delito de descarrilamiento y partícipe necesario de defraudación contra la administración pública por administración fraudulenta y le trabó un embargo por $ 600 millones.
Esta elevación a juicio oral es la primera que recae sobre el ex ministro, quien además fue procesado en otras dos causas: una por irregularidades en los contratos ferroviarios y la otra por la compra de trenes en mal estado a España y Portugal. De Vido está imputado o investigado en múltiples casos relacionados con el manejo del dinero de la obra pública.
En diciembre pasado, el Tribunal Oral Federal número 2 dictó 21 condenas a imputados por la Tragedia de Once. Sobresalieron Sergio Cirigliano (titular de TBA, nueve años de prisión), Juan Pablo Schiavi (ex secretario de Transporte, ocho años), Ricardo Jaime (ex secretario de Transporte, seis años) y Marcos Córdoba (maquinista de la formación, tres años y medio).