Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

A 100 días de anunciarlo, Macri todavía no puso su fortuna en un fideicomiso

En la Casa Rosada afirman que están "ultimando detalles" y que sería presentado en las próximas semanas. Falta decidir quién será el administrador de los bienes presidenciales

A 100 días de anunciarlo, Macri todavía no puso su fortuna en un fideicomiso

Un aniversario pasó desapercibido ayer: se cumplieron 100 días desde que Mauricio Macri, recién electo Presidente, anunció que pondría su patrimonio en un "fideicomiso ciego" como señal de transparencia. En la Casa Rosada, en off de record, insisten que están trabajando para pulir el inédito mecanismo en el país para que un tercero (un administrador que puede ser una matriz de inversiones, como en Chile, o una persona física) maneje el destino de los $ 52.962.332 de bienes del mandatario, según su declaración jurada presentada como candidato en la Oficina Anticorrupción (OA).


Sin embargo, un punto que deberá aclarar el futuro fideicomiso: como jefe de Gobierno, meses antes ante la Escribanía General porteña, Macri afirmó que sus bienes alcanzaban los $ 68 millones con u$s 2 millones.


"Estoy buscando un instrumento que le de mayor transparencia a mi situación patrimonial mientras dure la Presidencia", prometió en TV, pasada la campaña, el aún no asumido Presidente el 30 de noviembre del año pasado.


El paradigma es de los Estados Unidos para evitar el conflicto de intereses entre el patrimonio de un funcionario y su función pública, donde se llaman ‘Blind Trust". El mandatario, allí, delega su fortuna en un banco o una empresa de servicios financieros, sin tener control sobre el manejo de sus bienes depositados en el fideicomiso, ni siquiera, por caso, para opinar sobre el vencimiento de sus bonos. En 2009, en plena campaña, el chileno Sebastián Piñera entregó su patrimonio al Grupo Bancard. El dolor de cabeza para el ex mandatario trasandino llegaron cuando se denunció que parte de los supuestos fondos "congelados" terminaron como aportes a campañas políticas.


Macri, según fuentes oficiales, se terminaría inclinando por una persona física, un tercero de su confianza. No hay reglas. "Nunca se hizo esto", justifican la demora de su implementación en la Rosada. Con consejos técnicos de la OA, junto a un contador, el fideicomiso aguardaría el visto bueno final del secretario de Legal y Técnica de la Presidencia, Pablo Clusellas.


"Es un compromiso, sé que está en marcha y apenas esté terminado se comunicará, es parte del compromiso de transparencia", confirmó el cumplimiento de la promesa el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, a principios de mes en radio La Red. Unas 24 horas antes, el Boletín Oficial había revelado modificaciones en la fortuna presidencial: una resolución del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) informó que el Presidente se desprendió de las acciones Clase A y B que tenía en Yacylec, la firma que transporta energía de Yacyretá, al grupo familiar Sideco. Como ya contó este diario, las 10,66 millones de acciones, a un valor de 10 centavos cada una, implicaron una transferencia de $ 1,07 millones.


"Estamos terminando de darle forma", se excusaron ayer en un despacho de Balcarce 50. Y esbozaron una fecha: "En las próximas semanas". Claro que hace semanas responden lo mismo.