Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Buitres: en Diputados, el apoyo al acuerdo predominó entre economistas y referentes del mercado

Expresaron sus puntos de vista en una audiencia que se realizó en las Comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas de la Cámara baja. Elogiaron, en general, la propuesta oficial porque el país "puede recuperar los flujos de inversión extranjera".

Buitres: en Diputados, el apoyo al acuerdo predominó entre economistas y referentes del mercado

Economistas y referentes de distintos sectores productivos y financieros se expresaron hoy mayoritariamente a favor de cerrar un acuerdo con los “holdouts”, en una audiencia de consulta que realizaron las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Financias de la Cámara de Diputados.

El economista Nicolás Dujovne estimó, en respuesta al ex ministro de Economía y actual diputado Axel Kicillof (FPV) que “el pago cash” a los tenedores de bonos defaulteados “fue para simplificar la negociación” y sostuvo luego que “habría que preguntarse qué pasaría con la inversión si la Argentina siguiente en default indefinidamente”.

Al titular de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Juan Chediack, Kicillof le preguntó sobre el crecimiento que tuvo el sector durante el kirchnerismo, pero el dirigente empresario le enrostró que “ahora tenemos más de 40 mil millones de pesos que se nos adeuda y eso empezó aproximadamente en septiembre”.

El vicepresidente de ADEBA, Sergio Grinenco, coincidió con quienes lo habían antecedido en la palabra en que es necesario “una normalización del sector público en su financiamiento” y aseguró que “el acceso a los mercados de capital internacionales va a redundar en forma sumamente positiva en cuanto al crecimiento del financiamiento privado en los próximos años”.

Los kirchneristas Carlos “Cuto” Moreno y Carlos Kunkel le preguntaron al ejecutivo del Banco Galicia sobre si el sector registró ganancias en los últimos 13 años, ante lo cual Grinenco recordó primero el costo que para los bancos tuvo la pesificación asimétrica pero luego reconoció que “a partir de 2008, 2009, el sistema empezó a ganar plata después de años de pérdida”.

El legislador porteño del Partido Obrero (PO) y economista Marcelo Ramal tuvo una visión diferente y apuntó que “este acuerdo sólo aspira a abrir un proceso de sobreendeudamiento cuyo norte es la financiación de deuda existente”.

A su turno, el economista Jorge Gaggero, investigador en el CEFID-AR, también fue crítico del acuerdo y aseveró que el gobierno de Mauricio Macri “inicia un tercer ciclo largo de endeudamiento” en el país, a la vez que calculó que la nueva deuda que se generará para pagar a los buitres “va a estimular la fuga estructural del dinero ilegal que nuestro país sufre”.

El presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi, sostuvo que “cualquier acuerdo hubiese sido mejor que soportar los costos de tasas punitorias vergonzosas a la que está sometida nuestra deuda” e indicó que “la tasa impuesta por el juez Thomas Griesa es injusta y es un reloj caro para el país”.

El presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Carlos de la Vega, manifestó que “las tratativas llevadas a cabo por el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, el secretario de Finanzas, Luis Caputo, y sus equipos técnicos han permitido arribar a un arreglo positivo con los acreedores que permitiría a la Argentina salir definitivamente del default en el que cayó hace quince años”.

El ex titular del Banco Central, Javier González Fraga, resaltó que él “personalmente” siempre estuvo en contra de la Ley Cerrojo y describió que, según su análisis, fue lo que derrumbó el precio de los bonos de quienes no entraron al canje y los llevó a un valor que atrajo a los fondos especulativos. “Fueron las carroña que atrajo a los buitres; la carroña la fabricó la Ley Cerrojo” que así “fue tremendamente cara”, expresó.

El ex funcionario defendió además “las puertas que se abren para el financiamiento” con la resolución del conflicto con los holdouts: “Para el déficit fiscal, mientras lo tengamos, esto genera claramente menos inflación que un financiamiento con emisión. También va a ser importante para las inversiones” de las empresas y “recuperar los flujos de inversión extranjera”.