Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El campo y la oposición quieren trabarle a Scioli el Presupuesto 2014

Buenos Aires busca más fondos, entre ellos una “contribución especial” para seguridad. El massismo y los radicales dicen que no la votarán. El campo alista medidas

Los ruralistas no descartan volver a marchar a La Plata, como hace un año

Los ruralistas no descartan volver a marchar a La Plata, como hace un año

Todavía no hablaron de medidas de acción directa, porque dicen quieren agotar el diálogo. Pero los ruralistas están que trinan ante el anunciado incremento de impuestos en la provincia de Buenos Aires, sobre todo por la “"contribución especial”" del 18% de alza en el inmobiliario rural y urbano para reforzar las partidas de seguridad.

"“El campo no da más”", recalcan al momento de rechazar la creciente presión fiscal sobre sus espaldas. Por eso comenzaron a caminar los pasillos de la Legislatura bonaerense, para convencer a los bloques opositores de no acompañar el nuevo “impuestazo”.

Y vieron con muy buenos ojos la decisión de los legisladores de la Unión Cívica Radical (UCR), que ayer anunciaron que no votarán el alza del inmobiliario. Así los radicales se suman a los legisladores del Frente Renovador, que dirige Sergio Massa, quienes adelantaron la semana pasada que no votarán el Presupuesto 2014.

Los legisladores provinciales de la UCR recibirán mañana a los referentes provinciales de la mesa de enlace agropecuaria. El diputado nacional por la UCR-Buenos Aires Miguel Bazze, quien se reunió la semana pasada con los ruralistas, adelantó la postura del bloque de rechazar las alzas diseñadas por la administración de Daniel Scioli.

Las entidades rurales, a través de la mesa de enlace provincial (que conforman Sociedad Rural (SRA), Federación Agraria (FAA), Carbap, (el brazo pampeano de Confederaciones Rurales) y Coninagro se reunieron ya con referentes del massismo, entre ellos el también productor federado Jorge Solmi. Y buscarán también llevar su postura ante dirigentes del Frente Amplio Progresista (FAP), que en la provincia encabeza Margarita Stolbizer.

La decisión de los bloques opositores complica al oficialismo provincial, que no tiene quórum propio en Diputados para aprobar el Presupuesto, se esperanzan los ruralistas. Desde el oficialismo, se advierte que muchas obras no podrán realizarse si no se cuenta con Presupuesto para 2014.

"“La presión tributaria que el sector recibe ya es asfixiante, no se tolera más”", argumentan en el nucleamiento agropecuario. Sobre la “contribución especial” para seguridad, Horacio Salaverri, presidente de Carbap, enfatizó que “"no se puede tomar como práctica tributaria generar un impuesto para determinado gasto”",

El dirigente no descartó que el sector agropecuario provincial se movilice hacia La Plata o realicen manifestaciones en distintos puntos de la provincia “"si es que la situación nos obliga”". El campo ya marchó sobre la capital provincial hacia mediados de 2012, cuando el gobierno de Scioli modificó la ley tributaria, cambió la base de cálculo e hizo que miles de productores quedaran “enganchados” en Ganancias o Bienes Personales, dado que Nación no cambió las escalas.

Julio Currás, vicepresidente de FAA, remarcó que "la situación no da". “"Es inaceptable un nuevo aumento. No se puede pagar. El campo es un sector olvidado, salvo cuando hay que sacarle más recursos”", planteó el federado a El Cronista y se quejó porque la cartera de Asuntos Agrarios tiene un presupuesto de apenas $ 200 millones.