El intendente de Pinamar fue a declarar: "Estoy tranquilo"

Roberto Porretti, acusado de pedir coimas a comerciantes de su municipio se presentó en Dolores. Su decisión generó la renuncia de uno de sus abogados.

El intendente de Pinamar, Roberto Porrett,i se presentó espontánea y sorpresivamente, esta tarde, en la fiscalía de Dolores y pidió declarar.

Según revelaron fuentes del caso, la decisión del intendente generó una interna entre sus abogados e incluso uno de ellos decidió abandonar la defensa.

Minutos antes de las 15.30, luego de estar reunidos a metros del edificio de tribunales, Porretti ingresó a la sede junto a su abogado Ignacio Ochoa para declarar ante la fiscal María Fernanda Hachman, quien había pedido su detención.

Por la mañana, ante los medios que mantenían la guardia en la sede municipal, el intendente aseguró que estaba "tranquilo", y pidió a sus votantes que "también se mantengan igual".

Porretti salió de la Municipalidad y dijo “que fue para hacer tareas administrativas . Tuvo que abrirse paso entre gran cantidad de periodistas, abrazado por un custodio que lo acompañó hasta su automóvil, y sin aclarar ningún detalle sobre el hecho que lo involucra.

El jefe comunal está al borde de la prisión, acusado de intento de sobornos, mientras que su ministro de Gobierno y Hacienda, Aldo Leonián, quedó detenido por los mismos cargos.