Bonistas quieren frenar ventas de carne argentina a los Estados Unidos

Dicen que la reapertura del mercado que se analiza trae riesgos de propagar la fiebre aftosa, ya que no se puede ‘confiar‘ en un país que no pagó su deuda.

La asociación de ganaderos de Estados Unidos se unió a un grupo de tenedores de bonos que no aceptó el canje deuda en default lanzado por el gobierno de Néstor Kirchner en 2005 y buscará frenar una posible apertura del mercado norteamericano a las exportaciones de carne fresca argentina, dijeron ambos grupos hoy.

Vestidos con sus sombreros y botas de rancheros, los ganaderos dijeron que la propuesta en análisis en el Departamento de Agricultura estadounidense trae riesgos de propagar la fiebre aftosa, ya que no se puede ‘confiar‘ en un país que no pagó su deuda.

‘El default de la deuda prueba que no se puede confiar en que Argentina sea capaz de frenar la fiebre aftosa de entrar en Estados Unidos si es que ese plan es aprobado‘, dijo Leo McDonnell, director emérito de la Asociación Estadounidense de Productores de Ganado (USCA, por su sigla en inglés).

McDonnell agregó que la Argentina usó recursos que dejó de destinar al pago de la deuda pública, tras declarar la cesación de pagos en el 2002 para subsidiar a ganaderos locales, y mantiene esa política al sostener su moneda artificialmente desvalorizada.

La asociación, que obtuvo el apoyo de más de 30 organizaciones agrícolas en su cruzada anti-carne argentina, mandó una carta al Congreso estadounidense afirmando que aprobar la entrada de esas exportaciones sería dejar las industrias de carne estadounidenses ‘vulnerables a una enfermedad catastrófica‘.

El Grupo de Tareas Estadounidense para la Argentina (AFTA, por su sigla en inglés) reúne a 28 organizaciones y es manejado por ex funcionarios del Gobierno del ex presidente Bill Clinton.

La entidad busca que Buenos Aires pague 20 mil millones de dólares a poseedores de bonos de la deuda argentina que no aceptaron el canje realizado por el Gobierno en el 2005.

Noticias del día